Confesiones

Ni solterona ni quedada, todos los días amándome y valorándome más

Amando la libertad y convencida de que solo cuando llegue el indicado es cuando dejaré mi soledad que tanto bien me ha hecho, no soy ni solterona, ni quedada. 

Por María Encinas

- 05 de Septiembre de 2021 - 10:20 hs
Ni solterona ni quedada, todos los días amándome y valorándome más

Ni solterona ni quedada, todos los días amándome y valorándome más (Pexels)

Cuántas veces hemos escuchado esas etiquetas que la propia familia pone cuando llegas a más de los 20 y no tienes un galán para presentar y llevar a las reuniones, como si llegando a tal edad ya no tuvieras posibilidad alguna de enamorarte y hasta una rifa te quieren organizar para que salgas de la soltería, pero ni solterona ni quedada, todos los días amándome y valorándome más. 

"Te vas quedar a vestir Santos", "estarás en un convento", "¿y el novio?", "tú ya ni en rifa sales", "más grande ya nadie te va a querer", "después ya no vas a poder tener hijos y menos vas a encontrar novio", estas y otras frases retumban con fuerza en cada plática, pero es momento de dejarles claro un par de cosas, ni solterona ni quedada, todos los días amándome y valorándome más, no necesito a alguien. 

El concepto de solterona o quedada, lo usan para referirse a alguien que según sus parámetros, ha sobrepasado la edad para encontrar el amor o encontrar al mejor prospecto para casarse, pensando que después de esa edad ya no podrá formar una familia o tener a un compañero de vida, además ven a la soltería como el peor de los estados. 

Leer también: Nunca llegará la persona indicada si no dejas ir a la persona equivocada. 

Ni solterona ni quedada, todos los días amándome y valorándome más. Foto: Pexels.

Sin embargo, hay que tirar esas etiquetas de solterona o quedada a la basura, pues no todas tienen el mismo objetivo en la vida que la sociedad piensa; encontrar a una pareja, casarse, tener hijos y listo, esperar a que lleguen los nietos. Hay quienes tienen planes diferentes y el amor no es una de sus prioridades, lo pasan a segundo término y que llegue cuando tenga que llegar. 

No importa si esa persona no llegó a los 20, saben que tienen tiempo para cumplir sus sueños, trabajar en su independencia y ser mejores personas antes de que decidan salir de la soltería para iniciar un compromiso, tienen bien claro que si van a tener una pareja, es por amor y no solo por cumplir esos parámetros impuestos por las personas que la rodean. 

Además, la soledad no es el estado deplorable que muchos imaginan, estar sin una pareja y en completa calma, ayuda a reflexionar, a encontrarse con uno misma, a conocerse mucho mejor y saber qué es lo que quieres y que es lo que no quieres en la vida, para saber por qué camino debes ir, qué te conviene y qué es lo que te hace feliz. 

Leer también: Riégate todos los días de amor propio y verás qué bonito floreces. 

Lo soltería ayuda a conectar mucho mejor contigo misma, a tener más tiempo para tus cosas, para tus proyectos, a concentrarte en todo aquello que se quiere lograr, también se disfruta más de los amigos, no hay a quién rendirle cuentas o estar pensando en si te es fiel, si te ama, si te cela, te evitas de los dramas injustificados. 

Eso no quiere decir que el amor sea visto como algo que en definitiva no se quiera en la vida, pero por el momento no es una prioridad, se tiene fe en el amor bonito, en el amor sano, en el amor que apoya, que rinde frutos y para eso, también hay que trabajar de manera personal, prepararse para no arrastrar traumas o miedos del pasado y disfrutar cuando el indicado llegue. 

Pero mientras esa persona llega, a diario elígete a ti misma, ámate, abrázate, valórate tanto para que no permitas que cualquiera llegue a querer desordenarte la vida trayéndote caos, valórate para que no aceptes caer en los brazos de quien sea con tal de huir de la soltería, recuerda que lo bueno siempre tarda en llegar. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ. 

Síguenos en

En esta nota

María Encinas

Egresada de la Universidad del Altiplano del estado de Tlaxcala en la carrera de Ciencias de la Comunicación. Con un gusto especial por la lectura y la redacción, considerándolos un escaparate de lo que hay en mi imaginación y corazón. Apasionada de la vida, arriesgada y en constante aprendizaje.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Confesiones