Logo En Pareja
No por ser madre se deja de ser mujer, arréglate y brilla

No por ser madre se deja de ser mujer, arréglate y brillaPexels

Confesiones

No por ser madre se deja de ser mujer, arréglate y brilla

Cuando te conviertes en mamá, toda tu atención y prioridades se centran en tu hijo, muchas veces sacrificando tu propio espacio, pero recuerda que no por ser madre se deja de ser mujer, date un tiempo para ti. 

Por: María Encinas

No por ser madre se deja de ser mujer, arréglate y brilla(Pexels)

No por ser madre se deja de ser mujer, arréglate y brilla | Pexels

Toda buena mamá se preocupa por sus hijos, los convierte en su prioridad y eso está bien, pero se dejan de lado, sacrifican todo en ellas pasándose a un segundo término, dejándose en el olvido, solo recuerda que no por ser madre se deja de ser mujer, arréglate y brilla, tú también eres importante, tú también eres valiosa, tú también importas, ámate y no te pongas hasta el último de la fila. 

Das todo por tu familia y eso no quiere decir que sea malo, cualquier mamá digna de ese título hace cualquier cosa por los que más ama, sin embargo, se pasan por alto ellas mismas, se dejan en el olvido y eso no puede ser así, no por ser madre se deja de ser mujer, arréglate y brilla, tómate al mismo tiempo como prioridad, si tú estás bien, los demás van a estarlo. 

Eres la cabeza de tu hogar, la que debe encargarse de cuidar de los hijos, estar al pendiente del esposo, mantener en correcto funcionamiento la casa, pero ¿y tú?, ¿dónde quedas? guarda un poco de espacio para ti, para no olvidar tu lado femenino, para estar contigo misma, para respirar un momento y sentirte viva, llena de energía, tú eres tan valiosa que debes escucharte. 

Leer también: Ser amiga, esposa y amante es el secreto para hacerlo feliz. 

madre e hija
No por ser madre se deja de ser mujer, arréglate y brilla. Foto: Pexels.

Desde que te enteras que un pedacito de ti crece en tu vientre, todos los cuidados y atenciones se centran en ese pequeño ser que llega a convertirse en tu mundo, por eso dicen que como el amor de madre ninguno se iguala, pero también muchas mujeres desde ese momento dejan que todo de ellas, su esencia, sus pasiones y sus intereses desaparezcan. 

Al ser madre te olvidas muchas veces de tus sueños, ya no tienes o encuentras el tiempo para seguir luchando por tus aspiraciones, dejas de arreglarte, dejas de hacer las cosas que te gustaban, dejas de darte un espacio para ti y recordarte que también eres importante, todo se vuelve monótono entre limpiar la casa, atender al hijo y procurar al marido, pero ¿y tú? 

Es cierto que tus hijos necesitan tus cuidados 24/7, necesitan tu amor y seguir tu ejemplo, sin duda son una enorme responsabilidad, pero también una gran satisfacción, solo que el peor error que puedes cometer como mujer, es olvidarte de ti misma, dejarte en el abandono, perder ese lado en donde tú te veas al espejo y te sientas la más divina de todas, que te guste lo que ahí se refleja. 

Leer también: Enséñale a tu hija a ser una mujer real y no perfecta. 

Toda buena madre se dedica al 100 % a sus hijos, pero no puedes olvidar que también eres mujer, arréglate, siéntete viva, plena y satisfecha contigo misma, ámate, abrázate, haz eso que tanto te gusta, consigue espacio en tu agenda para consentirte, porque ¿sabes? tus hijos algún día crecerán y se irán del nido buscando su propio horizonte y tú te darás cuenta que gran parte de la vida se te ha pasado. 

Cuida a tus hijos, entrégales tu amor incondicional, tus cuidados, pero no descuides tu aspecto físico, no te descuides emocionalmente, no dejes que el amor y el deseo con tu pareja se apague, manténganse como equipo enamorados y felices, no te sacrifiques a ti por darles todo a las personas que amas, puedes estar en cuerpo y alma para ellos, pero también debes estarlo para ti.

Ámate a ti misma, no te abandones, levántate, prepara las cosas de la casa, pon guapos a tus hijos, tú también ponte ese vestido que tanto te gusta, ponte esos tacones que tu esposo te regaló, maquíllate, obsérvate en el espejo y repítete lo hermosa que eres y lo admirable que eres, no te olvides de ser mujer y tampoco descuides tu lado maternal, hay tiempo para todo. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ.