Logo En Pareja
Ser ardidos es una de las peores actitudes que pueden tener los hombres

Ser ardidos es una de las peores actitudes que pueden tener los hombrespixabay

Confesiones

No seas un ¡HOMBRE ARDIDO!

Aunque para muchos parezca difícil, ser catalogado como un hombre ardido es lo peor que le puede pasar   a un hombre 

Por: Misael Alejandro Reyes Guerrero

El despecho es una emoción que las personas procesan de manera distinta. Quienes tienen más complicaciones para controlar las emociones negativas, pero inevitables, son los hombres, que si no saben como manejar la situación se convierten en hombres ardidos.

A nadie, en serio que a nadie, le gustaría convivir ni tener que aguantar a los hombres ardidos que al parecer no saben como procesar una situación difícil que casi siempre tiene que ver con una mujer. Hay que tener  cuidado para no ser un hombre ardido. 

Ser un ardido es  de las peores cosas que le pueden pasar a la reputación de un hombre. Lo  mejor es saber como evitarlo y la razón por la que no debe ser así.

No seas un hombre ¡ARDIDO!. Foto: pixabay 

El despecho es inevitable. Ya sea por haber terminado con una mujer, o por los malos ratos que otra le hizo pasar, los hombres resienten mucho los rechazos que son los causantes de que ellos se sientan ardidos y no sepan controlar la situación por la que atraviesan. 

Te puede interesar: Esto es lo que buscan las mujeres en los hombres según su edad

Ser ardido significa que aún se tienen sentimientos negativos hacia una persona; en este caso hacia las mujeres que se portaron de cierta manera con los hombres que ahora tienen sentimientos para nada positivos hacia ellas. 

Es sumamente necesario que los hombres sepan como controlar los sentimientos que les produce el rechazo y el comportamiento de las mujeres cuando no quieren nada con ellos o no tienen otra forma de decirlo. Sea como sea, los hombres no se deben comportar de ninguna manera como unas personas ardidas que a toda costa buscan desprestigiar a las mujeres o que hacen de todo por hacerlas sentir igual o peor de lo que ellos se han sentido. De ninguna manera debe de ser así.

Los  hombres deben de sacar su lado más masculino, ahora sí, y afrontar las adversidades para no ser unos ardidos, y lo más importante, para no tener actitudes que puedan afectar a su persona y a los demás. Los hombres ardidos no son bien vistos por nada ni por nadie, y hacen que su reputación esté por los suelos, lo que aleja a las  mujeres de ellos. 

Te puede interesar: Hombre intenta suicidarse después de sufrir ERECCIÓN

TE RECOMENDAMOS