Logo En Pareja
Quién dice que el amor de mi vida no puede estar en un antro

Quién dice que el amor de mi vida no puede estar en un antroPixabay

Confesiones

Quién dice que el amor de mi vida no puede estar en un antro

Si existen historias en donde el amor llega de pronto y hasta en un antro puede aparacer dice Miriam

Por: Yajaira Villarreal

Les compartimos una historia de amor que llegó hasta esta redacción, la protagonista de esta historia es Miriam y explica como fue que ella y su esposo se conocieron en un antro y desde ese día el amor surgió hasta formar una bella familia. 

"Yo era de esas mujeres que decía que nunca se iba a casar, es más le decía a mi mamá que estuviera tranquila que en el lugar en donde nunca buscaría una pareja sería en un antro. Ese día mi amiga Yake me dijo que saliéramos a un antro.

La verdad no quería ir porque tenía mucho trabajo en la universidad, me convenció y fuimos, todo estaba bien, nos pusimos a bailar entre nosotras ( iban más amigas). De pronto un grupo de muchachos nos mandaron una cubeta de cervezas.

Ella conoció al amor de su vida en un antro. Foto: Pixabay

De inmediato fui y se las regresé, les dije que nosotras no veníamos al antro a que nos pagaran la cerveza y que por favor nos dejaran en paz, claro que fui cordial y educada. Uno de ellos llamado Rey, me dijo: 

"No es molestia para nosotros invitarles unas cervezas, no tiene nada de  malo y si tienen desconfianza pues pidan lo que quieran yo lo pago". 

En ese momento me pareció tan arrogante de su parte que se creyera que libamos a aceptar nomas así por que si. Me retiré del lugar, mis amigas y yo cambiamos de lugar para no estar incómodas y nos fuimos a un antro más tranquilo.

Estábamos platicando cuando de pronto llegó el mesero con unas rosas, y me dijo: "Un joven te dejó estas flores pero no me dio su nombre. En el ramo había una tarjeta que decía:

"Si no me aceptaste las cervezas por que te ofendía, espero que estas flores me las aceptes". 

Voltié a todos lados, y no lo veía, mis amiga empezaron a buscar por todo el antro y nada, en eso empezó la variedad del karaoke y de pronto sube ese muchacho que no sabía cómo se llamaba hasta ese momento que tomo el micrófono y se presentó:

"Hola soy rey espero que te hayan gustado las flores", ¡Claro que me sacó una sonrisa!, se me hizo muy lindo de su parte, y a la vez un poco perturbador pues me había seguido desde el otro antro. 

Luego de que se presentó lo invité a mi mesa y le agradecí las flores, y le expliqué que nunca acepto que alguien me mande cerveza. El se presentó y resultó que teníamos amigos en común.

Empezamos a salir, lueg fuimos novios, hasta que un día nos casamos. La historia es muy bonita, ya tenemos diez años de casados, cada vez que tengo oportunidad cuento mi historia, es un gran esposo y papá. 

¿Quien dice que uno nunca conoce a un gran amor en un antro?.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS