Confesiones

Si eres madre de un niño, ya encontraste a tu príncipe azul

La maternidad es hermosa, pero ser madre de un niño es toparte de frente con ese príncipe azul con el que toda la vida soñaste encontrar y tener a tu lado. 

Por María Encinas

-
Si eres madre de un niño, ya encontraste a tu príncipe azul

Si eres madre de un niño, ya encontraste a tu príncipe azul (Pexels)

La maternidad es una etapa increíble y maravillosa, porque aunque complicada, llena la vida de una emoción distinta, no encuentras las palabras adecuadas para describirla, pero traer al mundo a un varón es realmente magnífico. Si eres madre de un niño, ya encontraste a tu príncipe azul que toda la vida buscaste y con el que siempre soñaste. 

¿Recuerdas aquel momento en el que te enteraste que en tu vientre crecía un varón? seguramente fue de las noticias más alegres que has recibido en toda tu vida, y es que si eres madre de un niño, ya encontraste a tu príncipe azul tan soñado, cuando miras los ojos de tu hijo te das cuenta que todo lo que esperaste está en él, que puedes moldearlo para que sea el caballero que siempre quisiste a tu lado. 

Ser madre de un niño es realmente encantador, aunque también influye mucha responsabilidad, pues de ti depende que se rompan las cadenas del machismo que tú nunca aceptaste, convertirlo en un verdadero príncipe, en un real caballero, en un confidente, en amigo para toda la vida, eres muy afortunada de que la vida te haya premiado con un hijo varón. 

Leer también: No críes a tu hija como una princesa, cría una guerrera fuerte y segura. 

Si eres madre de un niño, ya encontraste a tu príncipe azul. Foto: Unsplash.

No sabes lo que es enamorarte de verdad hasta que no tienes en tus brazos a tu hijo, es ahí cuando te enamoras tan profundamente que entiendes que el príncipe azul que tanto deseabas encontrar por fin lo tienes frente a ti, bajo tu responsabilidad y con todo tu amor en sus manos, entiendes que tu fiel y valiente caballero que tanto te esforzaste en buscar te llamará "mamá". 

Ya no hay que buscar al amor de tu vida porque ya lo tienes contigo, puedes observar sus ojos, sus manos, y oír esa voz tierna llamándote "mamá", logrará convencerte de todo con tan solo poner su mirada que te va a derretir, él será uno de los hombres más importantes de tu mundo, mientras él también te verá como su primer amor de la forma más inocente y pura. 

Pues el vínculo madre e hijo es muy fuerte, ese pequeñito necesita tu amor incondicional, tus cuidados, pero también tus consejos y cuando algo va mal, también tus regaños para corregirlo y hacer de él un hombre de bien que sepa respetar, valorar y dirigirse con amabilidad, por eso es que mencionábamos al principio que su crianza también conlleva mucha responsabilidad. 

Leer también: 6 señales de que tu hijo es feliz y lo estás criando con amor. 

Tú como madre de ese príncipe azul, debes darle seguridad en la vida, enseñarle sobre valores y ayudarlo con su amor propio, pero también ser ese modelo de autoridad y guía para que en un futuro sea un hombre que forme parte de la solución en la sociedad y no del problema, en tus manos está que sea un chico con el que cualquier mujer se sienta segura y respetada. 

Ser madre de un príncipe azul es tener a un compañero que puedes educar para que sea un ser independiente, pero también para enseñarle algunos puntos como que llorar también es de hombres y que puede expresar sus sentimientos, que hay que resolver las cosas hablando y no con violencia, que las mujeres no están para servirle, sino para amarlas y valorarlas. 

Vuelve un poco al pasado para recordar ese instante en el que supiste que tu bebé varón venía en camino, cuando escuchaste latir su corazón por primera vez, cuando nació, viste su carita y tomaste su mano para declarar que por él darías la vida, que era el hombre de tus sueños y que ya no tendrías que buscar más a tu noble caballero, porque ya lo tenías en tus brazos.  

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ. 

Síguenos en

María Encinas

Egresada de la Universidad del Altiplano del estado de Tlaxcala en la carrera de Ciencias de la Comunicación. Con un gusto especial por la lectura y la redacción, considerándolos un escaparate de lo que hay en mi imaginación y corazón. Apasionada de la vida, arriesgada y en constante aprendizaje.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Confesiones