Logo En Pareja
Megan Jayne Crabbe da una lección.

Megan Jayne Crabbe da una lección.Foto: Instagram/ bodyposipanda

Confesiones

Tiernas historias que te ayudan a aceptar tu cuerpo y amarte

Debemos de aprender a amar nuestro cuerpo, amarnos, respetarnos y tratar de ser felices sin importar la opinión de los demás

Por: The New York Times

Los estándares de belleza impuestos por la sociedad hacen que el concepto que tenemos de ella nos cause estrés y hasta ponga en riesgo nuestra vida. Es mayor el número de personas que sufre por no tener la imagen que consideran ideal, sin embargo también estan los protagonistas de algunas historia que te ayudan a aceptar tu cuerpo.

Si alguna vez has estado a dieta, tal vez te hayas dicho que tan pronto como perdieras esos kilos, te iba a gustar tu cuerpo. Y puede que hayas logrado llegar a tu peso ideal, puede que no, pero podemos apostar a que no te enamoraste perdidamente de cómo te ves.

Historias que te ayudan a aceptar tu cuerpo y amarte. Foto: Freepik

Ya sea que se trate de perder peso o de otro elemento de tu apariencia, no deberías esperar un cambio mágico para comenzar a amar tu cuerpo. Amar tu cuerpo tal cual es, sin importar tu rutina de ejercicios o dieta, es uno de esos raros “trucos que salvan la vida” y que no tienen desventajas.

Sin embargo, después de toda una vida en la que queremos ser diferentes, no es tan fácil enamorarnos repentinamente de lo que vemos en el espejo. Así que, ¿cómo aprendemos a amar nuestros cuerpos y quién nos puede enseñar a hacerlo? A continuación, cinco personas que han recorrido ese camino, que han aprendido a amar su cuerpo y, lo más importante, que tienen la misión de ayudar a los demás a que también aprendan a hacerlo.

Mirna Valerio

Ultramaratonista

Si eres de quienes se han dicho: “Soy demasiado grande/débil/sin condición física/mayor para ser atleta”, Mirna Valerio puede hacerte cambiar de opinión. Es una ultramaratonista: corre distancias mucho mayores que los 42 kilómetros del maratón tradicional.

También es la bloguera de Fat Girl Running y autora del libro A Beautiful Work in Progress (Una hermosa obra en construcción).

En 2008, un susto médico motivó a Valerio a volver a correr y no ha dejado de hacerlo desde entonces. Correr no ha transformado su físico ni la ha convertido en una varita de nardo, pero no tiene por qué ser así y esa es la idea. Ella cree que sin importar la talla que tengas, tu cuerpo está hecho para moverse y no deberías sentir que no puedes hacer una actividad o deporte solo por cómo te ves.

Cuando la gente me pregunta cómo pueden moverse más, les digo que comiencen con una caminata alrededor de su manzana”, dice, “y que observen lo bien que se sienten, la sensación en sus piernas, cómo se ven y huelen las cosas a su alrededor. El movimiento tiene que ver con mucho más que solo con perder peso

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Mirna Valerio (@themirnavator) el

 

Megan Jayne Crabbe

Autora e influyente

La primera vez que Megan Jayne Crabbe supo acerca del concepto de amar su cuerpo fue a los 21 años, cinco años después de un diagnóstico de anorexia. Incluso después de haber estado hospitalizada y de iniciar el camino hacia la recuperación, Crabbe odiaba cómo se veía. Luego, se topó con una publicación en Instagram sobre la positividad corporal.

El mundo entero se me abrió.  No quería pasar el resto de mi vida hambrienta y odiando mi cuerpo y, hasta ese momento, no había pensado en que podía elegir

Crabbe decidió abrir una cuenta de Instagram para documentar su trayecto hacia la sanación. Cuatro años y un millón de seguidores después, se ha convertido en una de las voces más populares del movimiento de la positividad corporal, y comparte una mezcla de anécdotas personales, mensajes inspiradores y, de cuando en cuando, algunos videos de ella bailando en ropa interior.

Crabbe también suele animar a sus lectores a preguntarse por qué no les gusta su cuerpo. “Cuando tratas de recordar la primera vez que pensaste que había algo malo con tu cuerpo”, explicó, “lo más probable es que eras un niño y te hayan inculcado la idea de que algunos cuerpos eran buenos y otros malos”. Su libro, con el apropiado título, Body Positive Power: Because Life is Already Happening and You Don’t Need Flat Abs to Live It (El poder de la positividad corporal: porque la vida ya está sucediendo y no necesitas abdomen plano para vivirla) salió a la venta en septiembre y aborda estos temas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Megan Jayne Crabbe �� (@bodyposipanda) el

Zach Miko

Modelo

Zach Miko era actor en Nueva York —y siempre estaba a dieta— cuando su agente lo envió a una sesión fotográfica para un trabajo de modelaje. Resultó que el trabajo era para Target, que estaba buscando modelos de tallas grandes para que aparecieran por primera vez en su página web. La respuesta increíblemente positiva a la campaña ayudó a Zach a convertirse en el primer modelo de talla grande en ser representado por una agencia de modelos importante.
Estos días, Miko usa su cuenta de Instagram y su pódcast, Big Things with Zach Miko, para promover un estilo de vida de amor propio y autoestima. “Recibo amor y apoyo a raudales de personas que dicen que se sienten un poco mejor después de verme en las revistas”, afirma.

Me hace preguntarme cómo habría sido mi niñez de haber visto a una persona de mi talla representada como alguien deseable y bonito

En respuesta a los cientos de mensajes que recibe de hombres que le preguntan cómo pueden aumentar su confianza en sí mismos con el cuerpo que tienen, Miko les dice que dejen de disculparse por sus cuerpos o de burlarse de sí mismos. “Tómense en serio”, aconseja. “Publiquen una foto de ustedes haciendo algo que les encanta o pasándola bien, y resístanse a la necesidad de burlarse de ustedes mismos antes que los demás lo hagan. Ustedes no son ninguna broma”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Zach Miko (@zachmiko) el

Mama Cax

Modelo

Mama Cax, cuyo nombre de pila es Cacsmy Brutus, comenzó la travesía para amar su cuerpo a los 17 años, cuando un diagnóstico de cáncer óseo y de pulmón significó que debían amputarle la pierna derecha.

“Después de mi operación, sentí que nunca iba a poder ser capaz de amar mi cuerpo”, recordó. Tras luchar contra la depresión y la fatiga mental derivadas de tratar de esconder su prótesis todo el tiempo, recurrió a las redes sociales para expresarse.

No veía que se valorara el cuerpo de las personas con alguna discapacidad o cicatrices, así que comencé a compartir mi propia historia en Instagram. La compartía para las mujeres que no se consideran bellas ni creen que sus cuerpos deban celebrarse

Ahora, está tratando de aumentar la visibilidad de los cuerpos con discapacidad mediante su trabajo como modelo. Cax ha participado en pasarelas en la Casa Blanca, ha sido seleccionada como rostro de Tommy Hilfiger y hace poco hizo su debut en las pasarelas de la Semana de la Moda de Nueva York. También habla de sus experiencias personales en su blog.

Cax dice a sus seguidores que deben tener una intención o propósito cuando deciden seguir a alguien en Instagram y otras redes sociales. “Es muy distinto seguir a alguien que se ve como tú quieres ser —sin importar lo poco realista que sea— que seguir a alguien que te inspira y te hace sentir mejor contigo mismo”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Mama Cāx ���� (@mamacaxx) el

Jes Baker

Escritora

Jes Baker fue adorada en internet cuando recreó una fotografía de Abercrombie & Fitch después de que volvieron a salir a la luz las citas de 2006 del director general de esa marca de ropa, Mike Jeffries, en las que explicaba por qué la marca no vendía tallas grandes ni extras. “Llanamente, nos dirigimos a los chicos populares”, dijo Jeffries. “Nos dirigimos a los chicos atractivos que parecen cien por ciento estadounidenses, con una gran actitud y muchos amigos. Mucha gente no pertenece a ese grupo y no puede pertenecer. ¿Que estamos siendo excluyentes? Totalmente”.

Indignada, Baker creó Atractiva y gorda, una serie de fotografías en las que aparecía vestida con una camiseta Abercrombie & Fitch, posando con un modelo que la miraba embelesado. La serie llamó la atención por enfatizar lo extraño que resulta que los medios muestren a una mujer gorda deseada por un hombre delgado.

Decidí que la mejor forma de abordar la exclusión directa era creando mis propios anuncios

“Imágenes que lucían como las de Abercrombie & Fitch, pero en las que se daba realce al cuerpo de talla grande. El mundo podría amarlas u odiarlas, que es la mejor respuesta que habría pedido. Aquellos que habían buscado desesperadamente ver a un cuerpo de talla grande en situaciones comunes estaban extasiados y los que se sentían molestos por la campaña falsa se vieron obligados a confrontar su visión sesgada”.

Baker es autora de dos libros, Things No One Will Tell Fat Girls (Cosas que nadie les dirá a las chicas gordas) y Landwhale, y escribe sobre autoestima y salud mental. “La gente no se da cuenta de que su obsesión con los estándares de salud física y belleza están resultando contraproducentes para su salud mental”, afirmó. “¿Cuánto les cuesta odiar su cuerpo? ¿Ansiedad? ¿Depresión? ¿Qué tan felices vivirían si no estuvieran tan concentrados en cómo se ven? Sin mencionar el hecho de que su salud mental tiene un impacto directo en su salud física”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Thigh Society (@thighsociety) el

Lo siguiente también será de tu interés: