Logo En Pareja
Un amor forzado no vale la pena, no sirve ni servirá

Un amor forzado no vale la pena, no sirve ni serviráPexels

Confesiones

Un amor forzado no vale la pena, no sirve ni servirá

Cuando las cosas son forzadas para que sucedan, no dan la felicidad y tampoco dan grandes satisfacciones, terminan por lastimar y marchitarse. 

Por: María Encinas

Un amor forzado no vale la pena, no sirve ni servirá(Pexels)

Un amor forzado no vale la pena, no sirve ni servirá | Pexels

Esos juegos de cupido son demasiado desesperantes a veces, pues cuesta tanto encontrar a la media naranja y cuando por fin la reconoces, no te corresponden de la misma manera, intentas de todo para que gire su mirada hacia ti, insistes, te aferras, pero tarde o temprano te darás cuenta que un amor forzado no vale la pena, no sirve ni servirá, si no es con voluntad todo está destinado al fracaso. 

Recuerda que el cariño no es algo que se pide, no puedes llegar con esa persona que te gusta y decirle "quiéreme" o "enamórate de mí", porque si lo tienes que pedir, entonces estás poniendo tus ojos en el sitio equivocado, un amor forzado no vale la pena, no sirve ni servirá, si te involucras aún sabiendo que no te adoran, solo terminarás con un corazón partido en mil pedazos. 

Te enamoras, lo buscas, quieres estar a su lado, te metes en la cabeza que es el amor de tu vida y que no habrá alguien más que te haga sentir lo que él, te haces cientos de planes a futuro y piensas que con el paso del tiempo te amará con la misma intensidad que tú, pero si a la fuerza haces que se quede contigo, tarde o temprano terminarán en una ruptura. 

Leer también: Si no te amas y te respetas, nadie lo hará por ti. 

Amor forzado
Un amor forzado no vale la pena, no sirve ni servirá. Foto: Pexels.

El amor no siempre es color de rosa, y es que muchos no escapan de enamorarse de la persona incorrecta, ponen su corazón en donde no deben, en donde no lo valoran, en donde los hacen sufrir, pero no se dan por vencidos, siguen insistiendo, pues no pierden la esperanza de que el romance llegue tarde o temprano y sean vistos con el mismo cariño que ellos ven. 

La culpa de salir lastimados es propia por intentar meter el corazón en donde no cabe, eso pasa cuando se invierte toda la energía en forzar los sentimientos para comenzar una relación, aunque sabes que no te ama como mereces, que no te valora lo suficiente y que no está dispuesto a mover un solo dedo por ti, aún así te quedas para seguir intentando. 

"Él va a cambiar", "terminará queriéndome", "yo lo amo y eso basta", "tiene que darse cuenta que yo soy el amor de su vida", frases de ese tipo te repites cada que estás a su lado, te enojas con las personas que te piden que abras los ojos y que te alejes de quien no te conviene, pues dentro de tu mundo tu cariño basta y sobra para permanecer ahí. 

Leer también: A una mujer se le conquista todos los días, no solo cuando sientes que la vas a perder. 

Una de las mejores lecciones de vida que puedes adquirir y recordar, es que no se debe forzar nada, ni el amor, ni las relaciones, ni los sentimientos, mucho menos la atención, las cosas forzadas no valen la pena, lo que fluye, fluye y lo que falla, falla, un amor forzado no sirve y tampoco servirá en un futuro, lo que empieza mal, continuará mal y acabará mal. 

Puede sonar un cliché que el amor forzado no sirve, pero hay quienes lo olvidan, que cuando se enamoran pierden toda dirección y deciden bajar su dignidad, su amor propio y el respeto por sí mismos, quedándose sin defensas y dispuestos a rogar por un poco de atención, de ir detrás de esa persona para pedirle que se quede a su lado, que la elija, que la ame. 

Siempre ten en mente nunca exigirle a tu pareja o a la persona que te gusta que te dedique tiempo, que te preste atención, no lo obligues a cambiar cuando él no tiene ni la mínima intención de hacerlo, las acciones y los sentimientos tienen más valor cuando nacen de la iniciativa propia y no porque se lo tuviste que pedir y casi implorar, 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ.