Logo En Pareja
Sufrir por amor.

Sufrir por amor.Foto: Pexels

Dedícalo

Si te aferras a una persona que no te quiere es imposible que no sufras

Cuando le entregas a la persona equivocada tu tiempo, ilusiones y corazón es imposible que no lo destroce y te cause dolor

Por: Nadxiely Chavez

En ocasiones nos enamoramos sin medida y sin motivo alguno, es decir de una persona que no muestra el mínimo interés en nosotros y es en ese momento cuando llega el dolor, la desesperación, frustración y el sufrimiento.

Olvidas que si te aferras a una persona que no te quiere es imposible que no llores y sufras, no podrás evitar acabar con el corazón destrozado y con la seguridad de que definitivamente el amor no se hizo para ti.

El principito

El hermoso cuento de Antoine de Saint-Exupéry nos deja una linda lección en el pasaje del principito y el zorro, donde habla de "domesticar", ¿qué es domesticar? pregunta intrigado El Principito, es "crear lazos" le contesta el zorro.

Te va a interesar: Sebastián Rulli deja al descubierto el rostro de su hijo por error

Si te aferras a una persona que no te quiere es imposible que no sufras. Foto: Pexels

Tal como sucede cuando nos entregamos a una persona, le damos nuestro tiempo, depositamos en ella nuestra confianza y le entregamos nuestro corazón.

El zorro hace la mejor descripción "antes para mi eras un niño como los demás, sin embargo al ser domesticado eres especial". Cuando hemos vivido hermosas experiencias con esa persona, le damos un lugar en nuestra vida especial, lo consideramos mejor que otras. Pensamos que es lo mejor del mundo.

Rogar por ser domesticados

El zorro estaba tan deseoso de ser "domesticado" que le rogó al principito porque lo hiciera, con insistencia le decía: domesticame, por favor. Sin embargo El Principito se negaba a hacerlo, él tenía que regresar a su planeta, a cuidar a su rosa, no podía regalarle al zorro el tiempo que se merecía. Pero el zorro insistía.

Lo mismo pasa cuando rogamos a una persona que no esta dispuesta a amarnos ni darnos un poco de su cariño, tiempo y detalles. Cuando nos aferramos a un amor que definitivamente no será para nosotros, cuando esa persona quiere estar con otra o simplemente no desea compartir su tiempo con nosotros.

Entregar tu corazón a la persona equivocada. Foto: Pexels

Cuando eres domesticado es imposible que no sufras

Al llegar el momento en que El Principito debía abandonar al zorro, el animal no pudo evitar contener el llanto, el niño de los rizos dorados sufría al ver "que su zorro" estaba llorando, pero no podía hacer nada por evitarlo, en parte no había sido su culpa.

A lo que el zorro le dijo: "es imposible no llorar cuando se ha sido domesticado". Es imposible que no sufras cuando le entregaste tu corazón a una persona que simplemente no quiere o puede quedarse contigo. 

Por eso debemos de tener cuidado y saber elegir con quien nos vamos a dejar "domesticar" para no terminar con el alma destrozada y las ilusiones acabadas. A fin de cuentas lo importante es invisible a los ojos, solo se puede ver con el corazón.

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ.

TE RECOMENDAMOS