Logo En Pareja
Foto.Pixabay

Foto.Pixabay

Dedícalo

"Sí, mi amor es clandestino pero muy mio"

Tal vez te identifiques con esta historia, ¿aceptaría un amor prohibido para sentirte más feliz? 

Por: Alina Torres

A lo que me ha tocado escuchar el caso que le sucede a esta chica que hoy nos cuenta su historia le ha pasado o le está pasando a varias personas no tan solo a mujeres,  aceptar tener un amor prohibido es a lo que recurren aquellos a quienes el amor toco a su puerta y no lo dejan ir. 

Lea también: "Mi esposo me es infiel y prefiero callar antes que dejarlo"

"Sucedió de la nada, jamás imagine que yo me iba a clavar con él", Reina nos cuenta que tras pasar por diversos problemas familiares los cuales la llevaron a cambiar de residencia, en su búsqueda por iniciar una nueva vida empezó a buscar trabajo, fue así que llegó al lugar en donde todo comenzó.

Foto:Pixabay

Lea también: "Salgo con otro hombre a escondidas de mi esposo"

Como nos cuenta gracias a sus estudios en biotecnología encontró trabajo en control de calidad de una empresa empacadora de alimentos, tenía una vida de rutina, casa- trabajo y no más, fueron varios meses de adaptación, hizo amistad con un par de amigas solamente las mujeres eran pocas en la empresa, empezó a salir los fines de semana y fue conociendo a más compañeros hombres y mujeres en su mayoría solteros salían frecuentemente y no pasaba por su mente tener pareja. 

"Mi vida era toda un caos, la relación con mi familia no estaba bien y en el amor... uff hace mucho que no tenía ya hasta lo había olvidado" 

 Conocía a muchos de mis compañeros solo de vista, uno de ellos era Ernesto el trabajaba más afuera de la empresa que ahí adentro, en una ocasión me comisionaron para hacer una verificación en una planta que estaba en otro estado, me toco viajar con quien hoy es la mitad de mi vida, señala Reina.

Foto:Pixabay

Debido a que señala que viajaron de noche manifiesta que parte del trayecto se la pasó dormida, eso no impidió que se conocieran un poco y platicaran pero hasta ahí, llegaron al destino trabajaron en lo que tenían destinado el también era verificador, fue un dia agotador, se hospedaron en su hotel, cuartos separados y así por tres días, el último día decidieron salir a conocer un poco la ciudad eso los hizo llegar hasta un bar donde tocaban música en vivo.

"La noche era perfecta, buen clima, buena música, unas ricas bebidas y la compañía se tornaba interesante"

"Ya con un par de copas encima decidimos volver al hotel, no había pasado nada diferente entre nosotros hasta que entramos al elevador y mi zapato se atoró he hizo que cayera encima de él, reímos hasta morir por lo sucedido, al llegar a mi cuarto que estaba enseguida al de él al momento de despedirnos me tomó de la cintura y sin más me plantó el más excitante de los besos, así como se lo imaginan de telenovela fue ahí que todo empezó tuvimos una buena noche, de la que al siguiente día volvimos a la realidad"...

En la empresa eramos dos extraños, un saludo como equis persona, de esa primer noche no tuvimos conversación un par de miradas reflejaban aquello que habíamos sentido, ¿por qué no nos comunicábamos? él era casado y lo supe después... después de que a él lo tenía muy metido en mis pensamientos y en mi ser. 

"Yo lo acepté así, yo sabía que no estaba bien, pero no podía dejarlo, que dejara a su mujer eso no, jamás se lo deseaba a pesar de todo"

No hay trato, no hay reglas, no se necesitan siempre y sus encuentros son casuales, "si lo admito tengo un amor clandestino, se que tendrá fecha de vencimiento, se que quien pierde más soy yo, pero por hoy es lo que quiero, me volvió a la vida y mientras duré seré feliz".

 

 

Reina señalan que lejos de buscar una "solución" a lo que está pasando es más que nada el deseo de compartir esa parte de su vida que la llena de alegría y a entender que para ella la vida es solo una y estas cosas te hacen sentir que estás viva, tú ¿aceptarías un amor prohibido?.  

Temas

  • Historia
  • pareja
  • amor
  • prohibido

Comentarios