Enamorados

Motivos por los que se aman, pero discuten todo el tiempo

Las relaciones de pareja siempre generan discusiones pero existen motivos que se vuelven una patología 

Lorena Caro
Por Lorena Caro
  • Freepik

    Freepik

En las relaciones de pareja se requiere mucho más que amor, sobre todo cuando el enlace se torna más formal y estable. Un matrimonio o un noviazgo de años debe estar rodeado de comunicación, sin embargo en medio de ella las discusiones también están presentes.

 

La reconciliaciones de pareja llegan después de una discusión. FOTO: Freepik

 

 

 

Aunque estas últimas son naturales, existe una barrera que sabes que están  rompiendo cuando ambos discuten todo el tiempo y lo peor es que los motivos suelen ser los mismos; ir a visitar a sus padres, vacaciones, educación de los hijos, dinero etc.

 

 

La psicología estima acciones que los conflictuan todo el tiempo: FOTO: Freepik

 

 

Según expertos en psicología existen 8 acciones y reacciones que puedes llevar a cabo frente a los conflictos de pareja que los invaden todo el tiempo:

 

-Muro de palabras:

Siempre buscamos tener la razón en medio de la discusión de pareja, todo antes que escuchar al otro. Es necesario mostrar tu punto de vista en tu tiempo y no caer en arrebatos de palabras.

 

Te sorprenderás por lo mucho que puedas llegar a entenderte con tu pareja, se calman los nervios, el tono de voz, y sus intenciones.

 

 

Debes aprender a escuchar al otro. FOTO:Freepik

 

 

-El pasado:

Siempre es una terrible razón por la que las parejas discuten y suelen caer en los peores daños emocionales, llegan cuando una persona no tiene los argumentos necesarios para reclamar, exigir o reprochar alguna actitud del otro.

 

Este comportamiento se vuelve una bola de nieve que crece con el paso del tiempo y que probablemente acabe en una terrible separación. Nadie quiere vivir de los antiguos errores.

 

Lee más: DETALLES ROMÁNTICOS QUE SOLO TENDRÁ EN LA INTIMIDAD SI TE AMA

 

 

El reclamo siempre retorna al pasado. FOTO: Freepik

 

 

-Suponer:

Discutir por lo que “tú pensaste” suele ser más común que otras acciones. Se trata de aquello que haces o dices por suponer lo que tu pareja espera de ti o de alguien más. Limitas su espacio y sus verdaderos sentimientos. Habla y aprende  a escuchas los sentimientos.  

 

 

Dejar de suponer lo que el otro quiere, es una solución. FOTO: Frepeik

 

 

-Ganar o perder:

El juego de culpas siempre es uno de los alimentos de las discusiones de pareja. Estar siempre buscando ganar razones o estar por encima del otro es una guerra de poder que los debilita. El amor de la pareja se vuelve una apuesta tóxica.

 

 

Se vuelve una adicción de ganar o perder la razón. FOTO: Freepik

 

 

-Perdón engañoso:

Cuando las discusiones llegan al extremo el perdón es necesario para seguir, sin embargo alguno de los dos no lo emite de manera honesta. Es cuando el falso perdón les da pie para seguir y seguir en futuras discusiones.

 

Lee más: POR QUÉ UN AMOR DEL PASADO SIEMPRE VUELVE

 

 

Cuando no se habla de manera honesta. FOTO: Freepik

 

 

-Palabras de castigo:

Son frases hechas de inmadurez, cuando condiciones al otro luego de crear conflictos de pareja para dejar de hacer, decir o expresar alguna acción entre ambos, “no iré contigo a visitar a mis padres”. Y la lista sigue.  

 

 

Condicionar al otro. FOTO: Freepik

 

 

Te interesa: 

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios