Hogar

No necesitas a quien te hace infeliz

Estar en pareja debe ser motivo de alegría, amor, satisfacción, apoyo, en muchos casos no es así, identifica lo que no debes permitir

Luis Imperial
Por Luis Imperial
  • Una relación debe de ser positiva

    Una relación debe de ser positiva

Hay ciertos comportamientos que no van bien en una relación de pareja, hay algunas actitudes que son señales de alerta, indicadores de que no es normal pasar por algo así, algo malo está pasando.EL

SÍNDROME DE LA MUJER MALTRATADA

Es un modelo desarrollado por la Dra. Lenore E. Walker que describe el modo de pensar y el estado emocional de una mujer maltratada. Lo define como una adaptación de la mujer a la situación adversa que, como resultado de su distorsión de pensamiento, le lleva a subestimar el dolor producido en su relación de pareja ya sea minimizando, negando o confundiendo los hechos y recuerdos.

 

Foto: Freepik

 

Las mujeres que presentan este síndrome son aquellas que han experimentado al menos dos ciclos de violencia completos en su noviazgo o matrimonio. Aunque los hombres también son víctimas de la violencia familiar, el concepto de síndrome de la mujer maltratada típicamente se refiere sólo a las mujeres, pero hay que saber que la misma o una mentalidad similar podría aplicarse también a los hombres maltratados.

CARACTERÍSTICAS

Las mujeres que han experimentado este tipo de violencia son incapaces de controlar su voluntad, empiezan a permitir que su pareja tome las decisiones por ellas o que les den órdenes y permanecen en estas peligrosas relaciones para una variedad de razones:

 

Foto: Freepik

 

Se refuerzan constantemente sus sentimientos en la fase en la que aparentemente hay una reconciliación, dentro del ciclo de la violencia se le denomina: “luna de miel” 

  • Dependen económicamente de su pareja
  • Creen que pueden mantener la paz si lo intentan una vez más
  • Creen que es normal permanecer discutiendo
  • Tienen miedo a los peligros que pudieran encontrarse si abandonan a la pareja
  • Sufren amenazas de parte del agresor sobre lastimarla a ella o a sus hijos si ésta se va
  • Tienen baja autoestima

 

Foto: Freepik

 

Las mujeres que padecen el síndrome comparten cuatro características en común:

  • 1. Creen que la violencia sufrida es culpa suya
  • 2. Son incapaces para colocar la responsabilidad de la violencia en otras partes
  • 3. Temen por su vida y/o la vida de sus hijos
  • 4. Creen irracionalmente que el abusador es omnipresente y todopoderoso que le hará daño si se pone en contacto con las autoridades

SÍNTOMAS

El Síndrome de la mujer maltratada puede manifestarse con síntomas corporales o psicológicos:

  • Baja autoestima y depresión
  • Sentimientos contradictorios respecto a la agresión que sufren
  • Culpabilidad
  • Sensación constante de fracaso
  • Miedo a cualquier tipo de cambio en su relación
  • Pérdida del control sobre su vida
  • Pensamiento mágico, desean soluciones mágicas a sus problemas
  • Angustia, malhumor, sensación de impotencia
  • Ideación o intento suicida
  • Desarrollo de adicciones
  • Dependencia emocional
  • Desesperanza, creen que no merecen ayuda y que no hay quien pueda o quiera ayudarlas

 

Foto: Freepik

 

Recientemente, el síndrome de la mujer maltratada ha sido asociado con el Trastorno de Estrés Pos-Traumático debido a los flashbacks, re-experimentación del suceso de violencia, evitación de situaciones asociadas al maltrato, aumento de la activación u otras experiencias intrusivas de eventos traumáticos previos que le hacen creer que está en peligro constante aunque realmente no sea así.

ETAPAS DEL SÍNDROME

1. Negación del problema. La víctima estará expuesta al abuso verbal y/o emocional y a incidentes menores de violencia física como: empujones, manotazos o bofetadas. En respuesta, la mujer puede intentar pacificar a su abusador utilizando técnicas que han sido eficaces en el pasado.

Luego, comenzará a negar, a sí misma y a los demás, que existe un problema en su relación de pareja; desea creer que el episodio de violencia es un incidente aislado, sin embargo las agresiones continúan.

2. Adaptación. El sentimiento de culpa y los malos tratos se convierten en algo habitual; como parte de su nueva normalidad la mujer piensa que ella es quien tiene la culpa de su situación.

3. Esclarecimiento. La mujer reconoce la culpa de su agresor y deja de responsabilizarse a sí misma. Regularmente continúa con la relación pero busca ayuda para su pareja y tiene la esperanza de que cambie.

 

Foto: Freepik

 

4. Responsabilidad. Es la etapa final en la que se asume la realidad, la víctima entiende claramente que es muy difícil que su pareja la deje de violentar, se da cuenta de que la solución al problema no está sólo en sus manos pues el agresor puede empezar su proceso de rehabilitación y aún así continúa agrediéndola.

No plantea más excusas para justificar los abusos y comienza a tomar medidas para abandonar la relación. Lamentablemente, como parte del síndrome, la mujer vuelve a creer en las promesas de cambio por parte de su pareja, la perdona de nueva cuenta y se repite el ciclo.

 

Foto: Freepik

 

CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS 

  • Problemas de identidad
  • Sentimientos de culpa y fracaso
  • Percepción positiva del agresor que la ayuda a negar la realidad
  • Falta de sentido o propósito en la vida
  • Autolesiones e intentos suicidas
  • Indefensión aprendida (inacción contra la violencia sufrida debido a la creencia irracional de que es imposible evitar su situación de agresión)

RECOMENDACIONES

Comunícate con las autoridades para denunciar la situación de abuso. Es probable que la policía haga el arresto mientras se avanza con el proceso de acusación. En este punto, muchas mujeres suelen retractarse de sus declaraciones, pueden sentir lástima por su agresor o temer ser violentadas nuevamente si la policía no lo detuvo o lo dejó ir.

Conoce más sobre el delito. Antiguamente se pensaba que los problemas de pareja eran sólo responsabilidad de los involucrados, pero hoy la violencia familiar es un delito de oficio, es decir, se inicia la investigación judicial sin necesidad de actividad de la parte interesada.

 

Foto: Freepik

 

De hecho, según las estadísticas, gran número de mujeres maltratadas se retractará de su denuncia o se negará a formalizar la querella en el Ministerio Público, pero es importante saber que la retractación no suele afectar el caso. Si el agresor ha sido detenido y su caso avanzado la retractación logrará poco para evitar su reclusión  y sentencia formal.

Recurre a instituciones oficiales que brindan apoyo. Aparte de la opción legal también hay  diversas organizaciones gubernamentales y asociaciones civiles que ofrecen apoyo psicológico a las mujeres víctimas de violencia. Tómalo en cuenta, ya que el proceso de separación puede ser extremadamente difícil y confuso, por lo cual es válido y necesario que te apoyes en un profesional de la salud mental para salir adelante.

PREVENCIÓN

Cambio global. De la forma en que percibimos las relaciones entre mujeres y hombres, de la educación sobre este tema que trasmitimos a los niños y niñas, es cuestionarnos y redefinir el significado de los roles sociales, eliminar los estereotipos de género como el lenguaje utilizado y aceptado para cada uno de ellos, los límites o limitaciones que se le permiten a la mujer en comparación con el hombre, etc.

 

Foto: Freepik

Te puede interesar:

 

Detecta los primeros signos de violencia. Confía en tu intuición, acciones como: manipularte, aproximarse a ti de manera incómoda o no permitida, desconfiar constantemente de ti, no aceptar un “no” por respuesta y terminar obligándote – sutilmente o no – a que accedas a algo en contra de tu voluntad son signos claros de que está violentando tus derechos y capacidad de decisión.

Valórate. Confía en tus propias ideas respecto al amor y a la pareja, tú tienes los mismos derechos en la relación. En una pareja no hay diferencia en cuanto a obligaciones o responsabilidades, el respeto, apoyo y compromiso mutuo son bases firmes para construir una relación sólida y duradera.

Recuerda que nunca estás sola, puedes apoyarte en tu familia, amistades, las leyes también te protegen, una relación de pareja debe de ser algo saludable en la que te permita crecer como persona, ser valorada, cuidada y feliz, una relación no debe ser motivo de sufrimiento. Quiérete a ti misma y cuídate ¿Si no lo haces tú quien lo hará?

 

Puedes continuar leyendo: ESTOS TIPOS DE HOMBRE NO TE CONVIENEN, SON TÓXICOS

Foto: Pexels

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios