Estilo de Vida

8 cosas inteligentes que aprendes al llegar a los 30

Una nueva y emocionante etapa que se disfruta con seguridad

Malena Jaquez
Por Malena Jaquez
  • Pareja de amigos. Foto: Istock

    Pareja de amigos. Foto: Istock

Si llegaste o has sobrepasado los 30 años ciertamente tu vida será totalmente diferente a cinco o diez años atrás. Independientemente si tienes o no pareja tu vida es más estable y tienes más seguridad de lo que deseas en la vida y también en cuestiones del amor.

A los 30 tu vida es más estable.

Las siguientes cosas cambian cuando sales de los 20 y llegas a los 30:

1. A los 30 años consigues definir mejor lo que eres y te preocupa menos lo que dicen los demás de ti. Eres más libre de elegir sin pensar en el que dirán y esto se refleja en las relaciones amorosas.

Foto: Istock

2. Ahora tienes ocupaciones más importantes en tu vida y no existe el sufrimiento de esperar un mensaje de tu pretendiente y entiende que simplemente si no regresa los mensajes es porque no merece tu atención.

Sabe que el mundo está repleto de personas interesantes que cruzarán su camino.

3. Cuando un encuentro amoroso con un nuevo pretendiente no va bien, comprende que simplemente no se combinan y no se martiriza con pensamientos negativos.

Sabe que el mundo está repleto de personas interesantes que cruzarán su camino.

 

Comprende que no combinan. 

4. Cuando se llega a los 30 te vuelves más realista con la forma del cuerpo y no intenta invertir en dietas locas o ejercicios para adelgazar en tres días.

Ahora aceptan su figura, se siente bien de la manera que es y, cuando se alimenta de forma equilibrada y practica actividades físicas, tiene como objetivo la salud y el bienestar, sin preocuparse de agradar a nadie.

Ahora aceptan su figura

5. La adolescencia y los 20 están marcados por inseguridades pero cuando llegas a los 30 aparece la calma y mejorar tu autoestima.

Ahora no existen las dependencias amorosas ahora solo queda espacio para ser feliz.

 

Unsplash
Mejora tu autoestima. Foto: Unsplash

6. A los 30 años has entendido que las relaciones son desafiantes y no se parecen mucho a los cuentos de hadas. 

Esto significa que ya no esperas a un "príncipe encantado" ni a que tu relación sea siempre feliz como en las películas. Aprendes que una unión amorosa sana es construida a dos, todos los días, con defectos y aciertos a lo largo del camino.

No crees en cuentos de hadas

7. La entrada en la vida adulta todavía hace que no caigas o promueva juegos de seducción o de celos, normalmente tontos, que además de no llevar a nada, desperdician tiempo valioso y sólo comprometen la relación.

No desperdicias tiempo. 

8. Por último, el sexo es mejor después de los 30 años. Ahora confías más en lo que eres y estás conforme con tu autoestima.

Ahora sabes que no se debe sufrir con compañeros posiblemente machistas.

Entiendes que el acto necesita ser siempre placentero para los dos, además de estar más cómodo y abierto a nuevas experiencias que pueden mejorar la vida íntima cada día.

 


Sigue a En Pareja en
   y en

Comentarios