Logo En Pareja
Las mejores frases de Mónica Robles.

Las mejores frases de Mónica Robles.

Estilo de Vida

Frases de Mónica Robles para quien te traiciona

Mónica Robles es un personaje de la famosa serie El Señor de los Cielos pareja de Aurelio Casillas interpretada por la actriz Fernanda Castillo

Por: Malena Jaquez

Mónica Robles es un personaje de la famosa serie El Señor de los Cielos y una de las parejas más importantes en la vida del personaje de Aurelio Casillas que definitivamente demostró lo fuerte que puede llegar hacer una mujer.

Apasionada en la cama y desagradada de la mentira y quién la traiciona se la paga, de ahí nacieron sus famosas frases llenas de irá y coreje contra las personas que le han hecho daño.

Las mejores frases de Mónica Robles. Yo no vine a rogar, para rogar estás tú

Mónica Robles fue interpretada por la actriz Fernanda Castillo y las frases que decía dentro de la serie se quedaron en la vida de muchas personas que seguían la historia. 

Frases de Mónica Robles

Cuando soy buena, soy muy buena, pero cuando soy mala, soy aún mejor.

Frases de Mónica Robles

Yo he sido la única estúpida que se enamoró de la porquería que eres.

Ojo por ojo, cuchillo por cuchillo.

 

Cuando vayas a decir mentiras, dilas bien

Mi orgullo es saber que usted se amarga cuando me ve.

Soy como el vidrio: si me quiebras, me rompo, y si me pisas, te corto.

No me gusta que me pidan explicaciones, y tampoco darlas.

Las mejores frases de Mónica Robles

Yo de virgen no tengo nada, o qué... ¿ya se te olvidó?.

A veces, somos buenos con las personas equivocadas.

Va a ser lento y doloroso, pero no vas a volver a sonreír.

Ni te emociones mija... por que él, le habla bonito a todas.

Él no me tiene a mí, yo no le tengo a él... Yo decido cuándo y cómo se termina esto.

Soy rubia, pero no pen....

Fernanda Castillo se mostró feliz con kilos de más

Fernanda Castillo se mostró feliz con kilos de más y acepta que por mucho tiempo enfrentó dificultades con su apariencia física por su trabajo como actriz y que estar dentro de los medios de comunicación no es fácil. Con grandes palabras, la actriz Fernanda Castillo decidió darles a conocer un poco de su proceso de cambio interno a sus 4 millones de seguidores.

Fernanda Castillo se muestra feliz con kilos de más

Fernanda Castillo se muestra feliz con kilos de más

Esta soy yo, semanas después de despedirme de Tami ,mi personaje en #DulceFamilia ;el personaje que me llevó a una gran transformación externa, pero también interna. 

Desde muy joven empecé una batalla contra mi cuerpo porque no era “lo que debía de ser”. Mientras más me angustiaba por llenar las expectativas de los demás, de cómo “debía” verme, mi cuerpo más se resistía. 

Con los años fui aprendiendo a negociar con “mi cuerpo”, a veces a las malas (con dietas demasiado estrictas y riguroso ejercicio) a veces a las buenas (relajándome, cuidándome y confiando).Después de mucho creía haber hecho las paces con él.

Cuando llegó Tami y la oportunidad de interpretarla, la vida se me movió. Regresar a una lucha con mi cuerpo me daba miedo y empecé a sentirme profundamente insegura. Cómo iba a entender a un personaje que se aceptaba y quería, si yo nunca había hecho eso? Si no sabía como hacerlo.

Puedo decir que sólo durante la filmación de la película, jugando a ser Tami, con la ropa de Tami, con su alegría y lejos de presiones; me sentí feliz. Comparto esto porque sé que como yo, muchas mujeres y hombres que me leen, pasan por esto toda su vida.A veces no se trata del peso, a veces es tu nariz, lo delgado de tus piernas, tu estatura... a veces es solo un sentimiento interno de no gustarte cuando te miras al espejo. 

El trabajo de regresar a mi cuerpo fue igual de desgastante durante varios meses. Hasta el día en que paré y me rendí. No se rindió mi voluntad sino que solté la idea de que sólo valgo por como me veo. Empecé a darme cuenta de que todo lo que he logrado es gracias a lo que hay dentro de mí, a tenerle paciencia y respeto a un cuerpo que no solo me sostuvo durante el proceso tan difícil al que lo sometí, sino que me ha sostenido toda la vida. Comencé a valorarlo, a escucharlo y a celebrar que soy mucho más de lo que exprese una báscula o una talla. 

Decidí parar esta guerra y reconocer a mi cuerpo como un aliado para trabajar juntos de una manera saludable, para alcanzar cualquier reto que nos propongamos. Gracias.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS