Logo En Pareja
El Satisfyer es un succionador que se ha convertido en tendencia. EFE

El Satisfyer es un succionador que se ha convertido en tendencia. EFE

Intimidad

Satisfyer, icono de la revolución femenina

El Satisfyer ha conseguido que las mujeres sientan una imperiosa necesidad de contar la increíble experiencia que acaban de vivir

Por: EFE

El Satisfyer ha conseguido que las mujeres sientan una imperiosa necesidad de contar la increíble experiencia que acaban de vivir,  y sobre todo ha demostrado que simplemente no se estaba tocando donde se debía. Los expertos Carmela Cobo, Ana Escudero y Luis Ayuso nos brindan la oportunidad de conocer mejor lo que implica el éxtasis multicolor.

El Satisfyer es un succionador que se ha convertido en tendencia. ¿Tu crees que si yo te toco la oreja, vas a tener un orgasmo?” Carmela Cobo, psicóloga, secretaria de Asociación Española de Sexología.

Para Ana Escudero, responsable de comunicación de Diversual , el boom del Satisfyer se debe primordialmente a un packaging atractivo y a unos precios muy competitivos que facilitan que cualquier persona pueda acceder a él.

Puedes ver: Las mujeres son más felices con hombres tiernos y comprensivos

“Además su morfología se diferencia por completo de los tradicionales juguetes, haciéndolo de tal manera, más sugestivo para personas que aún tienen tabúes y se acercan a este mundo más tímidamente”, añade Escudero. 

Sin embargo, para Luis Ayuso, profesor titular de sociología de la Universidad de Málaga y especialista en familia, “en gran parte este boom es debido al nuevo papel de la mujer, con mayor nivel educativo y a que por primera vez ha comenzado a revindicar su satisfacción”.

Está claro que “es muy interesante el nuevo papel de la sexualidad femenina en la sociedad actual”, precisa Ayuso.

¿Qué ha demostrado el Satisfyer?

Lo primero y lo más fundamental es que el cuerpo de la mujer tiene una capacidad para el placer que no conocíamos.  Tradicionalmente, la sexualidad ha estado exclusivamente centrada en la penetración, y por ende, los juguetes eróticos. La revolución sexual femenina ha provocado que el clítoris cobre protagonismo, arrastrando con él a toda la industria.

“El cuerpo de la mujer tiene tres veces más capacidad para el placer que el del hombre, pero hasta ahora nos hemos ido conformando con la idea de que nosotras somos más frías, o que nos gusta menos”, lamenta Cobo.  El Satisfyer ha demostrado que llevamos haciendo las cosas mal casi toda la historia de la humanidad.

Esta tendencia ha provocado la pérdida del miedo y la apertura a vibradores, lubricantes  y al resto de juguetes. Es decir,  ha hecho un gran favor a la juguetería.

TE RECOMENDAMOS