Logo En Pareja
No todo en la vida es trabajar, también tienes una familia que atender

No todo en la vida es trabajar, también tienes una familia que atenderUnsplash

Opinión

No todo en la vida es trabajar, también tienes una familia que atender

Además del trabajo, la familia también es importante, y es bueno que aprendamos a organizarnos para repartir nuestro tiempo equitativamente

Por: Roberto Lizarde

Lamentablemente muchas personas alrededor del mundo pasan más tiempo dedicándoselo al trabajo que a su propia familia, y es triste ver cómo ni siquiera tenemos un espacio breve para dedicárselo a nuestros hijos, sobrinos, abuelos o a nuestros propios padres, aunque por otro lado, la buena fortuna es que mientras hay trabajo se tienen los recursos necesarios para salir adelante y llevar a cabo un buen estilo de vida.

En pocas palabras, el trabajo es una bendición, ya que si prescindiéramos de él nos daríamos cuenta lo difícil que es vivir sin unos pesos en la bolsa, pero señores, no todo es trabajar, también hay niños en casa, son nuestros hijos y requieran de nuestros cuidados y atenciones.

Lee también: Carta a mi madre, la mujer valiente que nos sacó adelante sola

La infancia es sin lugar a dudas la etapa más bonita de todas, que aunque en ese momento no somos conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor, eso mismo viene siendo la clave de la felicidad; es decir, no le damos tanto peso a lo que sucede, simplemente vivimos y dejamos vivir.

También la familia importa. Foto: Unsplash

Pero así como es de bonita esta etapa, también se nos escapa muy pronto de las manos, y si en ningún momento aprendemos a organizarnos para pasar tiempo valioso con nuestros hijos, estaremos afectando directamente su salud mental, pues conforme van creciendo se van dando cuenta de las cosas, y es ahí cuando comienzan a tener mayor conciencia de las experiencias vividas y omitidas con sus padres.

Lee también: 10 regalos para darle a mamá este 10 de mayo

Dedicarle el 100% de nuestro tiempo y esfuerzo al trabajo es un completo error en el que muchos padres caen, ya que en sus pensamientos de adultos, saben que tienen que traer lo necesario para que sus hijos coman, vistan y calcen lo mejor posible, pero ¿y dónde queda el amor y la atención que deben tener hacia sus hijos?

Con esto no queremos decir que se deba de ser un mediocre en el trabajo, pero hay que aprender a repartir el tiempo hacia Dios, hacia los hijos, la pareja, los amigos y hacia nosotros mismos, ya que muchas veces el trabajo puede incrementar nuestros niveles de estrés, y con ello las enfermedades hacen su acto de presencia, y aunque tengamos la capacidad económica para pagar doctores, no se vale perder la salud en el trabajo para después utilizar el dinero que ganamos con el objetivo de recobrarla, tus paz mental también debe de ser una prioridad en tu vida.

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ 

Temas

Foto del periodista Roberto Lizarde

Roberto Lizarde

Redactor Web

Licenciado en Diseño Gráfico. Licenciado en Educación Primaria. Labora como Reportero Web en el portal EnPareja de la empresa El Debate. Labora como Docente de Educación Secundaria.

Ver más

Comentarios