Romance

5 poemas de amor para dedicar a un amante

Pasar de una relación sería y formal a ser completos desconocidos que a futuro se extrañan y se dedican poemas de amor, es una situación más común de lo que parece, y curiosamente, algunos regresan al nido para nunca más separarse

Por Roberto Lizarde

-
10 poemas de amor para dedicar a un amante. Foto: Unsplash

10 poemas de amor para dedicar a un amante. Foto: Unsplash

A pesar de que estés en una relación estable, un viejo amor difícilmente se olvida por completo, especialmente cuando siempre viene a nuestra  memoria con recuerdos de todo tipo que nos hacen extrañarle, sin embargo, expresarle nuestro amor tendría que ser un rotundo secreto para evitar que lo que se tiene se pierda; de manera que en el artículo de hoy te revelaremos 5 poemas de amor para dedicar a un amante.

La palabra amante era muy popular y se relacionaba con las mujeres que los hombres tenían fuera del matrimonio, por lo tanto a ellos se les tachaba de 'mujeriegos' sin embargo, si somos realistas nos daremos cuenta de que los hombres no son 100% culpables, ya que para que sea 'mujeriego' necesita de una mujer que también entre en el juego, en pocas palabras, hombres y mujeres son iguales de infieles, porque sin uno no puede hacer planes el otro.

Si ya llevas tiempo manteniendo contacto con tu amante por la razón que sea y estás pensando seriamente en volver a rescatar un poco de lo que hubo entre ustedes dos, hoy te proporcionaremos 5 poemas de amor para dedicarle, esperemos que te sean de gran ayuda.

Lee también: Cómo enamorar a una mujer divorciada que no cree en los hombres

Poema "meciendo" de Gabriela Mistral: El mar sus millares de olas mece, divino. Oyendo a los mares amantes, mezo a mi niño. El viento errabundo en la noche mece los trigos. Oyendo a los vientos amantes, mezo a mi niño. Dios padre sus miles de mundos mece sin ruido. Sintiendo su mano en la sombra mezo a mi niño.

Secretos en el amor. Foto: Pexels

Poema "Retira del balcón la gallardía" de Lope de Vega: Retira del balcón la gallardía, hermosa madre del rapaz Cupido, que parece portento haber salido el sol con uñas y tan claro el día. Lo superfluo del nácar que crecía sobre la nieve del marfil bruñido, daba temor al corazón, que, herido, a tan hermosas manos se rendía. Venid, amantes, pretended, que cuando la espada está sin filos, asegura que el duro golpe no será cortando. Mas, ¿Qué importa, Leonor, si tu hermosura tiene en los ojos uñas que, mirando,
desuellan almas con mayor blandura?

Poema "la dulce boca" de Góngora: La dulce boca que a gustar convida un humor entre perlas destilado, y a no envidiar aquel licor sagrado que a júpiter ministra el garzón de ida, ¡amantes! no toquéis si queréis vida: porque entre un labio y otro colorado amor está de su veneno armado, cual entre flor y flor sierpe escondida. No os engañen las rosas que al aurora diréis que aljofaradas y olorosas se le cayeron del purpúreo seno. Manzanas son de tántalo y no rosas, que después huyen del que incitan ahora y sólo del amor queda el veneno.

Poema "A Don Cristóbal de Mora" de Góngora: Árbol de cuyos ramos fortunados las nobles moras son quinas reales, teñidas en la sangre de leales capitanes, no amantes desdichados; en los campos del Tajo más dorados y que más privilegian sus cristales,
a par de las sublimes palmas sales, y más que los laureles levantados. Gusano, de tus hojas me alimentes, pajarilla, sosténganme tus ramas, y ampáreme tu sombra, peregrino. Hilaré tu memoria entre las gentes, cantaré enmudeciendo ajenas famas, y votaré a tu templo mi camino.

Lee también: 3 consideraciones que las parejas deben de tener en cuenta antes de compartir sus contraseñas

Poema "La dulce boca que a gustar convida" de Góngora: La dulce boca que a gustar convida un humor entre perlas destilado, y a no invidiar aquel licor sagrado que a júpiter ministra el garzón de Ida, ¡amantes! no toquéis si queréis vida: porque entre un labio y otro colorado. Amor está de su veneno armado, cual entre flor y flor sierpe escondida. No os engañen las rosas que al Aurora diréis que aljofaradas y olorosas se le cayeron del purpúreo seno. Manzanas son de Tántalo y no rosas, que después huyen del que incitan ahora y sólo del Amor queda el veneno.

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ

Síguenos en

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Romance