Romance

Cuando la relación se estanca, sus vidas se derrumban

Cuando surge el romance y las expectavas se elevan, los detalles bajan y en un descuido, la relación se acaba. Evita que tu historia de amor se estanque antes de que sea muy tarde.

Por Roberto Lizarde

- 22/10/2020 01:10

Cuando la relación se estanca, sus vidas se derrumban. Foto: Freepik - null

Dar inicio a una relación de pareja puede ser una de las experiencias más bonitas que podamos experimentar, sin embargo en múltiples ocasiones hemos escuchado que el amor es como una plantita que se tiene que regar todos los días; pero ¿Qué pasa cuando una relación se estanca?

A decir verdad, cuando una relación se derrumba suele ser normalmente causada por los hombres, y es que en su momento son precisamente los hombres los que dan inicio a la conquista, a los detalles, las atenciones y todas esas cosas que hacen que una mujer se enamore, sin embargo, cuando pasa el tiempo, dejan de esforzarse porque ya tienen lo que querían, y es aquí cuando la felicidad se va a pique.

Si una relación se estanca, es muy probable que afecte otras áreas de tu vida. Tan sólo ponte a pensar, hay personas tan sensibles que después de una pelea, su rendimiento en el resto de sus actividades diarias se ve seriamente afectado, y ya no produce igual ni en su trabajo, ni con sus amistades, ni en su propia vida personal. 

Te puede interesar: Facebook Dating, la plataforma para encontrar pareja

Hay quienes inmediatamente lo detectan, y cuando alguien te pregunta ¿éstas bien? Significa que los problemas te están agobiando tanto, que es inevitable que los demás lo perciban.

Por lo general, tu estado de ánimo suele verse afectado ya que al estar juntos en casa pero sin hablarse, se vuelve un silencio tan incómodo que inmediatamente produce un bajón de energía que te provoca una sensación de dormir y esperar a que todo pase.

Una vez que tu relación sentimental ha dado inicio, es hora de poner en práctica las mejores técnicas para combatir los problemas de forma efectiva, y hacerlo antes de que crezcan más de lo normal, es como iniciar un fuego, si no lo apagas inmediatamente el fuego se propagará, y entonces te será más difícil de poderlo controlar. 

Tus hijos no recordarán todas tus palabras, pero nunca olvidarán cómo los hiciste sentir. Foto: Freepik

Un buen consejo, es ser flexible, porque si tú esperas a que todo se cumpla según tus expectativas, los problemas nunca van a parar, entiende que ahora son dos y que cada quien   tiene su forma de ser y de hacer las cosas.

Si quieres tener un cambio positivo, fíjate quiénes son las personas con las que más te rodeas, es muy probable que estés copiando sus actitudes; normalmente solemos ser como nuestros padres, principalmente como la mamá que siempre reniega de todo y por todo, y cuando menos te lo esperas, llega un momento determinado en el que te has convertido en una mini versión de ella. 

Y mucho ojo, no estamos diciendo que tus padres estén mal o que sea una mala decisión seguir las actitudes y las enseñanzas de tus padres, pero ellos son ellos y tú eres una persona distinta que tiene que formar su propia personalidad, puedes inspirarte en los demás y para ello hay que elegir bien a quienes frecuentamos.

La próxima vez que decidas seguir repitiendo las mismas acciones que están destruyendo tu relación, ten en cuenta que también estarás afectando tus propias emociones, y éstas se verán reflejadas en tristeza, depresión irritabilidad, agresión y otros más.

El estrés por su parte será inevitable, una mente con problemas se cierra, se desestabiliza y se estresa produciendo también afecciones físicas como la diabetes y el sobrepeso.

No olvides que tu forma de ser y conducirte también cambia, te vuelves más inseguro y por consecuencia tu autoestima se va por los suelos, tu propia postura corporal y tu cara lo reflejará todo. Como ya lo mencionamos antes, tu producción laboral se vuelve menos productiva y comienzas a separarte de los demás; simplemente te desapareces.

Cuando llega el momento en el que no encuentras la salida, comienzas a fantasear con la posibilidad de estar con otra persona, e incluso puedes comenzar a serle infiel, lo cual, será el principio del fin.

Si quieres mejorarlo todo, empieza por pequeños detalles, saluda con cordialidad, buenos días, abrázalo, dile algo sencillo pero significativo, motívalo, y apóyalo mucho, eso siempre se agradece; además, puede que después de todo esto, él también se vuelva más recíproco.   

Visita el canal de Youtube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Romance