Logo En Pareja
Pareja de enamorados toma fotografía del recuerdo Foto/ Xinhua

Pareja de enamorados toma fotografía del recuerdo Foto/ Xinhua

Romance

China celebra su día de San Valentín en Agosto

Es llamado el Festival Qixi, donde parejas incluso deciden casarse siguiendo la tradición del calendario chino y la luna 

Por: Xinhua

Además de obsequiar chocolates y hacer compras, los amantes en toda China están celebrando el Festival Qixi, o Día de San Valentín chino, con tradición y fotografías románticas.

Lea también: 5 duras realidades que nadie te dijo sobre enamorarte

El festival, cuyo origen se remonta a una leyenda de 2.000 años de antigüedad sobre dos amantes, se celebra el séptimo día del séptimo mes lunar del calendario chino.

Parejas jóvenes esperan para obtener certificados de matrimonio en la oficina de registro de matrimonios
en la ciudad de Lianyungang, en la provincia de Jiangsu, en el este de China. Foto: Xinhua/Si Wei

Lea también: Conductas que harán que pierdas a la mujer que amas

Los dos amantes, Niulang y Zhinyu, un cuidador de vacas y un hada costurera, fueron separados por el Río de Plata (la Vía Láctea), pues su amor no estaba permitido por los dioses. Sólo podían reunirse una vez al año cuando una bandada de urracas formaban un puente a través del río.

El festival ha sido un día importante para las jóvenes en China durante cientos de años. Como Zhinyu es un personaje de inteligencia e ingenuidad, las niñas a menudo van a templos a orar ante el hada en busca de sabiduría y destreza en la costura, una habilidad tradicional de una buena esposa, así como de un matrimonio feliz.

El Festival Qixi  fue incluido en el patrimonio cultural intangible a nivel estatal en 2006.

RITUALES ANTIGUOS CONTINUAN

En la provincia de Gansu, noroeste de China, los grandes rituales por el Qixi comienzan el primer día del séptimo mes del calendario lunar.

El ritual de siete días consiste en siete procedimientos y 12 ceremonias. Celebrado durante cientos de años, el evento atrae a por lo menos 500.000 participantes locales cada año.

Jiang Siqi, de 16 años de edad, fue responsable de la ceremonia de bienvenida de Zhinyu, o la doncella costurera.

La joven hizo preparativos para la ceremonia el mes pasado junto con más de 30 chicas en el distrito de Xihe, en la ciudad de Longnan. Compraron vestidos, organizaron ensayos y prepararon alimentos para la ceremonia.

Recién casados montan bicicletas durante una ceremonia de boda en grupo en la ciudad de Yongji, en la provincia
de Shanxi, en el norte de China, el año pasado.  Foto:Xinhua/Bao Dongsheng

La ceremonia de bienvenida se llevó a cabo el último día del sexto mes del calendario lunar, puesto que la tradición dicta que el día siguiente es el día en que la puerta del cielo se abre.

Las jovencitas cargaron una estatua de papel del hada costurera de un metro de altura desde la orilla de un lago y la "invitaron" a sus hogares. Quemaron incienso y se inclinaron ante el hada en oración.

"Aprendí las costumbres de mi abuela y mi madre. La tradición ha sido transmitida durante generaciones", dijo Jiang. Ella ha participado en el evento en tres ocasiones.

La escuela y aldea de Jiang también han abierto cursos de Qixi para educar mejor a los estudiantes jóvenes y enseñarles las costumbres antiguas.

Hasta ahora, el distrito cuenta con más de 130 herederos de cultura intangible de Qixi.

"Acepto a todas las chicas que deseen participar en el evento y les enseñó cómo completar las ceremonias", dijo Luo Shumei, una heredera local de la cultura intangible.

El gobierno local ha hecho esfuerzos para proteger la tradición en la última década, ofreciendo inversión, filmando documentales, realizando presentaciones e invitando a académicos nacionales y extranjeros para que lleven a cabo investigaciones sobre la cultura Qixi.

FOTOGRAFIA DE BODA

Zhong Jianyun admite que su regalo de Qixi para su esposa este año podría ser el más impresionante que jamás le haya dado.

Zhong es un trabajador migrante en un sitio de construcción en la ciudad de Changsha, capital de la provincia central china de Hunan.

Llamó por teléfono a su esposa, quien vive en una remota aldea, días antes del festival y la invitó a pasar el festival con él en Changsha.

Su esposa, Deng, pensó que sería sólo otro día ordinario ya que ella nunca esperó un gesto romántico de parte de su esposo. Zhong finalmente le comentó que se tomaría una serie de fotos de boda con ella en el sitio de la construcción, un día antes del festival Qixi.

Una pareja joven posa con sus certificados de matrimonio en la oficina de registro de matrimonios en el condado de Xinjiang de la ciudad de Yuncheng, en la provincia de Shanxi, en el norte de China. Foto: Xinhua/Gao Xinsheng

La compañía de Zhong organizó la oportunidad de tomar fotografías para empleados migrantes rurales. Otras tres parejas también participaron en la sesión de fotografía esta mañana.

"A ella le gusta mucho tomar fotos. Por eso solicité la fotografía de boda gratuita inmediatamente después de saber la noticia", comentó Zhong.

Sin los fondos ornamentados usados en los estudios fotográficos, las cuatro parejas utilizaron bellos trajes de boda, sonrieron, se abrazaron y se besaron teniendo como escenario cemento, barras de acero y edificios inconclusos.

"Fue una escena única. Las fotos que tomamos hoy serán algo que usaré cuando esté viejo para recordarme a mí mismo los días en que era joven y feliz", mencionó Deng.

Peng Weibin, de 39 años de edad, ha estado casado durante 16 años. El y su esposa no tomaron fotos de su boda debido a las "pobres condiciones económicas". Ahora no pudieron esperar más para tomarse una selfie juntos luego de arreglarse.

SEGUIR SIENDO ROMANTICO DURANTE LA VEJEZ

Qixi no es sólo un festival para jóvenes enamorados. Los ancianos también celebran el festival a su manera en toda China.

Las parejas de ancianos en la ciudad de Zhengzhou, capital de la provincia central de Henan, organizaron "fotos de boda grupales". Cientos de parejas de ancianos participaron en una competencia de cróquet en la ciudad de Jiaozuo para celebrar el Qixi. En la ciudad de Xinyu en la provincia oriental de Jiangxi se reunieron para recordar sus historias de amor y compartir sus dulces secretos del matrimonio.

En la ciudad de Hefei, capital de la provincia oriental de Anhui, varias parejas de ancianos celebraron el Qixi tomando una clase de arreglos florales, la cual fue organizada por una comunidad local.

"Ellos llegaron a las 8 en punto pero nuestra clase empezó a las 9 horas. Pude sentir su entusiasmo", comentó Wang Yan, maestra de arreglos florales.

Ella le enseñó a su clase los significados de diferentes flores. "Las rosas rojas representan el amor apasionado y los lirios representan el amor permanente".

Con ayuda de la maestra, Chen Wanyan hizo un bello ramo que le obsequió a su esposa.

"Tú eres más espectacular que las flores", dijo Chen, de 65 años, a su esposa Wang Zhongying.

"Es muy conmovedor. Estamos acostumbrados a una vida ordinaria. No hay flores y no hay anillo de diamantes", mencionó Wang. Pero él compensó todo eso hoy", indicó.

Chen también planeó tomar fotos de boda con su esposa hoy para celebrar su 40° aniversario.

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS