Logo En Pareja
Los pleitos de pareja son comunes en las relaciones duraderas. Foto.Pixabay

Los pleitos de pareja son comunes en las relaciones duraderas. Foto.Pixabay

Romance

Qué hacer después de pelear con tu pareja

Las discusiones son comunes y válidas en una relación, todo está en como afrontarlas para que no afecte su futuro juntos 

Por: Alina Torres

Toda pareja está propensa a tener discusiones dentro de la relación, son dos seres con características distintas y por ende cuando se relacionan entre sí habrá mementos en los que cada quien tendrá su argumento y eso origine una pelea con la pareja, claro esta que de de cada quien saber afrontar el momento y no permitir que esto lleve en caso extremo a la disolución del noviazgo o matrimonio. 

Lo que se debe hacer después de pelear con tu pareja es primeramente poner por delante su amor y es que es muy común hoy en día que uno de los dos no quiere dar un extra y le es muy fácil dejar todo en lugar de solucionarlo, lo más básico es la comunicación y el saber escuchar, pero no abrir los oídos a lo que se desea escuchar sino a todos los argumentos dado para que así les sea más fácil tener una solución al respecto. 

En una pelea de pareja siempre estará uno dispuesto a  bajar la guardia y no es sinónimo de inferioridad al contrario casi siempre es que desea una solución o sabe que de no hacerlo las cosas pueden ir más lejos sin necesidad. 

La comunicación mutua antes y durante el pleito de pareja es esencial. Foto.Pixabay

DISTANCIA: No se trata en sí de que tras esto quieras irte de casa, pero si es bueno tomar un poco de distancia igual para respirar, analizar y comprender los argumentos que se están dando sobre el pleito que están teniendo. A veces son cosas sencillas otras más delicadas pero huir no es lo mejor pero si buscar un momento a solas, de hecho puede ser solo unos minutos o darse la vuelta pero sin hacer de esto un drama y mostrar que no te importa solucionar. 

NO IGNORAR: A pesar de que te alejes un poco no se trata de que ignores a tu pareja y más si el altercado sigue, no dejar con la palabra en la boca a la otra persona, debe haber respeto ante todo, escucha y hazte escuchar. 

BAJAR EL TONO: Cuando se trata de una discusión es muy común que este genere una subida de tono, cuando sientas que esto pasa bájalo y pide hablar de manera normal, hablar con cariño a tu pareja y hacerle ver que esto que están teniendo no es razón para salir mal. 

NO QUEDARSE CON LAS PALABRAS: Quizá fue una discusión del momento, del día, cuando pase trata de no llevarte las palabras dichas no saques a relucirás en otra ocasión, tras el pleito en pareja es muy importante no seguir enojados y más antes de dormir es incómodo estar con alguien que sientes ignorado, hay solo dos maneras de solucionarlas, dejar pasar como parte del momento y aprender de ellos o seguir con eso en el interior pero vivir con frustración y enojo por un buen tiempo, creo a nade le gusta la segunda opción. 

NO TE SIENTAS MAL: Comprende que es de humanos el pelear aún y si fuiste tu quien lo ocasionó no te sientas mal, quizá es algo que querías manifestar y esta bien la pareja debe comprender, lo malo viene cuando se callan cosas que se van acumulando y cuando salen a la luz todo explota y no digas que lo que dijiste no querías decirlo vale más la verdad que la mentira. 

NO ENFRASCARTE: No seas de las personas que se quedan con todo ni le des vueltas al por qué inició lo sucedido, gasta tus energías en solucionar y ver las cosas positivas de la relación y no en lo que fue, para que exista un futuro duradero visualiza para adelante y no te enfrasques con el pasado. 

No es de hipócritas dar un beso, un abrazo o una muestra de cariño tras un pleito de pareja y como la otra parte acéptalo sin darle tantas vueltas, el noviazgo matrimonio tiene sus altas y bajas, lo importante aquí es saber afrontarlas y ver lo mejor de ellas. 

TE RECOMENDAMOS