Logo En Pareja
Leche de almendras libre de gluten. Foto:Pixabay

Leche de almendras libre de gluten. Foto:Pixabay

Vida

Cómo hacer leche de almendras en casa

La leche de almendras es libre de lactosas y gluten por lo que resulta fácil de digerir y prepararla en casa es sencilla

Por: Alina Torres

Sabemos que la leche y lácteos en general aportan beneficios a nuestro cuerpo es problema es que no siempre la forma de obtenerlos es la más saludable o resulta que resultamos intolerante y necesitamos sustituir por algo más.

Las leches a base de semillas, cereales o llamadas vegetales resultan de gran ayuda para el organismo y es tan sencillo preparar en casa una leche de almendras la cual no contendrá nada de lactosa ni gluten siendo fácil de digerir.

Lo orgánico día a día se está volviendo una tendencia o un estilo de vida buscando lo saludable y no solo utilizan la leche de almendras también la de coco, avena, arroz, amaranto y más para tomar sola, en licuados entre otras presentaciones.

Cómo hacer leche de almendras en casa. Foto:Pixabay

Hay quien señala que la leche de almendras es cara comparada con las diversas marcas de leche de vaca en el mercado, tal vez si suba un poco por la demanda pero te darás cuenta si la preparas en casa como son pocos ingredientes para hacerla.

No solo es para las personas que mantienen un estilo de vida vegano o vegetariano, simplemente si deseas integrar cosas más saludables te beneficiará, esta es baja en calorías y grasas, es una fuente de potasio, contiene calcio así como vitaminas y minerales.

¿Por qué es mejor hacer una leche de almendras en casa?

No por que diga leche de almendras en la caja siempre es la mejor, ya que en sí la almendra no tiene gran sabor y hay marcas que le añaden azucares que vienen contrarrestando la opción de ser un producto saludable.

Al prepararla en casa tu puedes colocarle endulzante pero hay diversas opciones que resultan más amigables con el organismo, de fácil absorción, este es el procedimiento para hacer una.

Primero pondrás a remojar durante la noche una taza de almendras en tres tazas de agua esto para que se ablanden y se licue más fácil al momento de prepararla y no queden grumos tan gruesos que evitan la extracción completa del interior.

Al día siguiente tirarás el agua en la que se remojaron las almendras y estas las colocarás en una licuadora donde añadirás nuevamente tres tazas de agua natural para ahora si licuar hasta que quede una producto blanco y bien trituraras las semillas.

Puedes colarla en un colador muy fino o utilizar mejor un pedazo de tela de algodón exprimiendo todo el producto luego de esto puedes endulzar con stevia, piloncillo, miel o dátiles verás como con poco su sabor será riquísimo, trata de consumirla no más de tres días ya que no contiene conservadores.

Lo que sobra no lo tires puedes agregarlo a ensaladas o prepararte un dip e incluso ponerlos a secar extendiéndolo o en el horno y utilizarlo tal vez en la repostería como adorno.

Te puede interesar: Mascarilla de leche con avena para aclarar la piel en una semana

TE RECOMENDAMOS