Logo En Pareja
Cuando la casa de los abuelos se cierra para siempre, duele

Cuando la casa de los abuelos se cierra para siempre, duelePexels

Vida

Cuando la casa de los abuelos se cierra para siempre, duele

El dolor de perder a los abuelos es inmenso, se van esos señores que tantas anécdotas te compartieron, que tanto te consintieron y que te dejaron huellas en el corazón, hoy En Pareja hablamos al respecto

Por: María Encinas

Cuando la casa de los abuelos se cierra para siempre, duele(Pexels)

Cuando la casa de los abuelos se cierra para siempre, duele | Pexels

El terror de perder a un ser querido suele estar presente, pues jamás te preparas para vivir con la ausencia de alguien importante en tu vida, no piensas ni siquiera en cómo será un futuro sin tu familia a tu lado, por eso al enfrentarte a la pérdida de pilares de tu entorno todo se desmorona, cuando la casa de los abuelos se cierra para siempre, se abre el dolor. 

Con los abuelos vives momentos excepcionales, puedes escuchar sus divertidas historias una y otra vez, sabes que son quienes te consienten, tus abogados defensores ante tus padres, quienes te dan consejos.

Te puede interesar: Frases de amor para un hijo en el día de su boda

Tu abuela la mejor cocinera del mundo, tu abuelo el mejor reparador de objetos que existe, por eso es que cuando la casa de los abuelos se cierra para siempre, duele. Duele que aunque tengamos los recuerdos en nuetra memoria, tengamos que seguir con nuetra vida sin ellos.

Para muchos, los abuelos fueron esos segundos papás, te criaron a su lado mientras quienes te dieron la vida salían a trabajar, o tu abuelo respondió por aquel hombre que decidió no enfrentar su responsabilidad con tu madre y contigo.

Creciste con sus regaños, con sus costumbres que quizá te parecían anticuadas, pero que te hicieron una persona recta, con valores y con dignidad. Hoy continiamos sin su dulce amor cálido, hoy te das cuenta que aunque no lo quieras tenemos en nuestra mente todas sus enseñanzas.

Leer también: El abuelo es un amor importante de tu vida, como el segundo padre. 

abuelos
Cuando la casa de los abuelos se cierra para siempre, duele. Foto: Pexels.

Seguramente de los recuerdos de vida más hermosos que atesoras son aquellas visitas a la casa de los abuelos en donde todos tus primos y tíos se reunían los domingos, en navidad y en año nuevo, donde las risas, los juegos y las bromas no faltaban jamás, una casa que sentías tuya porque no faltaba el amor, no faltaban las risas y tampoco esas historias que te hacían soñar. 

La vida es maravillosa, pero también se torna injusta cuando nos arrebata a las personas que más amamos, lamentablemente la vida de los abuelos no es eterna y tarde o temprano abren sus alas para volar al cielo y no volver jamás, para no volver a escuchar sus historias, sus regaños, para no volver a saborear ese sazón de sus comidas, para no volver a sentir sus cálidos abrazos de unos brazos cansados. 

Cuando la puerta de los abuelos se cierra para siempre, se siente en el alma un dolor profundo y marca el inicio de una etapa muy diferente en donde ya no habrá encuentros familiares, donde toda esa unión se acaba porque los pilares que los mantenían juntos ya no están, incluso la pelea por los bienes comienza y cada uno hace lo que cree mejor a su conveniencia. 

Leer también: Los abuelos que crían y aman a sus nietos dejan huellas en su alma

Justo cuando la puerta de la casa de los abuelos se cierra para siempre, es cuando te agolpan los recuerdos en la cabeza y te pones nostálgico a recordar que en ese lugar viviste una infancia excepcional, pasaste tardes de juego y risas, fue sede de las mejores fiestas, también ahí te dieron el más fuerte regaño, pero también en más valioso de los consejos. 

Es justo cuando se cierra la casa de los abuelos cuando el corazón duele porque reconoces que ya no vas a ver a esos dos lindos seres que caminaban lento arrastrando el peso de los años, no vas a volver a acariciar ese rostro lleno de arrugas.

Pero con la mirada más tierna que pudiera existir, ya no te tomarán de la mano para decirte un "todo estará bien", no lo quieres aceptar, pero terminas por reconfortarte pensando que aunque ya no estén físicamente, sí estarán en tu corazón por siempre

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ. 

Temas

Foto del periodista María Encinas

María Encinas

Periodista

Egresada de la Universidad del Altiplano del estado de Tlaxcala en la carrera de Ciencias de la Comunicación. Con un gusto especial por la lectura y la redacción, considerándolos un escaparate de lo que hay en mi imaginación y corazón. Apasionada de la vida, arriesgada y en constante aprendizaje.

Ver más

Comentarios