Logo En Pareja
La relación madre y bebé está en el olor. Foto.Pixabay

La relación madre y bebé está en el olor. Foto.Pixabay

Vida

El olor a bebé es adictivo destaca la ciencia

Los bebés tienen un olor natural que genera reacción en el cerebro, señalan ser muy adictivo y más entre madre e hijo 

Por: Alina Torres

En general todo lo que gira en torno a un recién bebé es algo que enternece, pero existe algo que es realmente adictivo y es su olor, honestamente es algo que transporta, da paz y se recuerda por siempre. 

Si tocar sus pies, abrazarlos y alimentarlos es sensacional, el olor de un bebé genera adicción y la ciencia lo confirma, de hecho cuando hueles a uno que no es tuyo crece el instinto maternal o paternal. 

Y es que a pesar de que existen infinidad de productos para bebés señalan que en especial las madres podrían recordar el olor de su bebé natural y es esto algo que crea una gran conexión entre los dos ya que ellos también recuerdan el de ella. 

El olor a bebé es adictivo destaca la ciencia. Foto.Pixabay

Hay una razón del por qué los bebés huelen tan bien de manera natural durante varias semanas luego de su nacimiento y es que tienen en ellos aún sobrantes de líquido amniótico y vérnix caseosa que es eso blanco que viene junto a ellos en su cuerpo y creemos vienen sucios. 

En realidad a decir por SciShow es que no están sus glándulas sudoríparas reguladas por lo genera mal olor a través por ejemplo del sudor, claro cada bebé es distinto, así como su olor. 

También este articulo señala que tiene un efecto tan poderoso en el cerebro que el olor de los bebés puede haber ayudado a dar forma a nuestra historia evolutiva. 

"Tales hechos apoyan la noción de que los olores corporales sirven como medio para el intercambio mutuo de señales y señales que pueden influir en la señalización de madre a bebé y de bebé a madre de una manera previamente demostrada para estímulos visuales ( Alley, 1981)". 

Esto es parte de lo que demuestra un estudio publicado en el 2013 por la revista médica Frontiers, ahí analizaron a más de treinta madres y bebés para la identificación de olores mutuamente,la reacción que generaba en ambos y todo lo que hay alrededor de esta conexión que llega a causar lo mismo que a un adicto. 

“Inmediatamente después del parto, las señales basadas en el olor dirigen las decisiones de orientación del recién nacido en el entorno que brinda el cuerpo de la madre (Schaal et al., 2004)”

Esto quiere decir que efectivamente el olor de un bebé es adictivo como para ellos así como el de la madre, la ciencia también determina que ayuda a prevenir la depresión.

Te puede interesar: Lo que debes saber de la lactancia materna si eres primeriza