Logo En Pareja
El olor del recién nacido tiene un efecto narcótico.

El olor del recién nacido tiene un efecto narcótico.Foto: Pexels

Vida

El olor del recién nacido causa en la madre un efecto narcótico

Al oler al bebé se libera la hormona del amor, la oxitocina que hace que el vínculo entre la madre y el recién nacido se haga más fuerte

Por: Nadxiely Chavez

¿Te ha pasado que ya que hueles a un recién nacido no puedes dejar de hacerlo?, pues deja te digo que no eres el único ser del planeta que piensa en eso, ya que de acuerdo a varios expertos es algo completamente normal que las madres no se cansen de olerlos, ya que provoca en el cerebro un efecto narcótico, es decir, uno muy parecido al que provocan las drogas, aparte de que es bastante adictivo.

No existe una madre en el mundo que se canse de oler a su bebé, ya que huele de maravilla. Cabe señalar que es un acto instintivo que la madre sostenga a su bebé recién nacido y le dé un beso y es en ese acto de amor donde madre e hijo se vinculan para siempre. Ya que las hormonas hacen lo propio y potencian este vínculo al máximo. De esta manera la naturaleza se asegura que la madre cuide de su cría y la supervivencia de la especie siga su curso.

Se dice que es en el parto donde la mujer conoce al amor de su vida y sin duda alguna es cierto ya que las madres se enamoran para siempre de sus hijos y las hormonas de la oxitocina tienen un papel fundamental en esto. Por otro lado, la naturaleza provoca que el bebé huela de tal manera que cuando la madre la huela sienta calma, placer y sobre todo felicidad, por lo tanto jamás se cansará de hacerlo y procurará cuidar al bebé pase lo que pase.

El olor del recién nacido causa en la madre un efecto narcótico

Aunque no lo creas esta teoría tiene un respaldo científico, ya que en un estudio realizado por la revista 'Frontiers in Psychology' se estudió a 30 mujeres. La mitad de ellas acababan de ser madres y la otra mitad no tenía hijos. A ellas se les pidió que identificaran varios olores y entre ellos había pijama usado por un bebé. Las féminas olían los objetos con los ojos tapados y los investigadores observaban lo que ocurría en sus cerebros.

Las que acaban de ser madres identificaron rápidamente el olor a bebé y los niveles de dopamina en su cerebro aumentaron de forma considerable (la parte del cerebro que está asociada con la recompensa). Se activan las mismas zonas del cerebro al oler el pijama del bebé que cuando olían comidas que les resultaban placenteras. Cabe señalar que la dopamina está presente todo el tiempo.

Cuando se libera la dopamina, el cerebro disfruta de una sensación igual que cuando se usan drogas. Es la madre naturaleza la que se encarga de que el bebé y la madre liberen hormonas suficientes para que desde el momento del parto la unión vaya creciendo. La clave en todo esto es la hormona de la oxitocina, mejor conocida como la del amor. Ya que una vez que la madre haya dado a luz su cuerpo experimenta una inundación de ésta hormona, tanto que llega a los máximos niveles, mismos que nunca se vuelven a alcanzar en otro momento de la vida.

El olor del recién nacido es como una droga para la madre. Foto: Pexels

Por otro lado, la oxitocina junto con la dopamina son las encargadas de que todo marche bien en el vínculo entre la madre y el bebé y que se haga fuerte e indestructible. De esta manera la madre siempre estará al lado de su hijo para cuidarlo y protegerlo, ya que ese instinto que se acaba de crear no se romperá con nada en la vida.

Lo siguiente también será de tu interés:

TE RECOMENDAMOS