Logo En Pareja
El patrón de comportamiento de las mujeres infieles.

El patrón de comportamiento de las mujeres infieles.Foto: Pexels

Vida

El patrón que siguen las mujeres infieles

A diferencia de los hombres las mujeres suelen ser discretas y saben ocultar una infidelidad sin embargo siempre hacen lo siguiente

Por: Nadxiely Chavez

Una de las quejas de todos los hombres es que la mente de las mujeres es un completo misterio, por lo tanto no tienen idea de lo que pasa por la cabeza de una mujer infiel, sin embargo ellas tienen un patrón de comportamiento.

En épocas pasadas la infidelidad era exclusiva del género masculino, sin embargo actualmente las mujeres ya están a la par. Por eso debes de poner atención al patrón que siguen las mujeres infieles.

El patrón que siguen las mujeres infieles. Foto: Pexels

En la mayoría de los casos, el engaño femenino nace por el ansia de venganza frente al cometido por los hombres. Aparte, cuando alguien se siente traicionado nunca se pone en el lugar del traidor, sino todo lo contrario.

Queda claro que si los hombres comprendieran mejor el cómo y por qué las mujeres deciden tener una relación alterna, no hubiera tantos casos de infidelidad. O al menos esto es lo que piensa Michelle Langley, autora del libro Women´s Infidelity.

De acuerdo a la experta, el patrón que siguen las mujeres infieles es común a la mayoría y, si sus parejas tuvieran la capacidad de reconocerlo, podrían atajar sus problemas sentimentales a tiempo y de esta manera evitar una separación.

Las mujeres infieles tienen un patrón. Foto: Pexels

Este comportamiento Langley lo divide en siete etapas:

Las mujeres 'empujan' a los hombres hacia el compromiso

Lo consiguen

Pierden el interés por las relaciones íntimas

Se sienten atraídas por alguien más

Empiezan a engañar a su pareja

Cuando están con ella, aparece el mal humor y se vuelven resentidas

Empiezan a decirle a su pareja que necesitan tiempo para ellas.

La autora aseguró que, después de investigar durante más de diez años el comportamiento femenino, se convenció que las creencias generales de la sociedad están muy mal encaminadas y en caso de que no cambien, será cada vez mayor el número de mujeres infieles y matrimonios infelices

Actualmente, son las mujeres las que dan el primer paso en un 70- 75% de los divorcios

De acuerdo a Langley las mujeres que tienen alrededor de treinta años y llevan cuatro de matrimonio son las más propensas a dar ese paso.

Es muy común que estas mujeres experimenten una crisis de madurez similar a la crisis de los 40 masculina

Dicha crisis de identidad suele comenzar con la pérdida del deseo por tener intimidad. Y son mujeres que para otros supuestamente suelen tener todo para ser felices, como un marido, casa, trabajo, hijos y comienzan a sentirse vacías y no le encuentran un sentido a su vida.

Esta crisis de identidad que acaba con el deseo de tener intimidad provoca que muchas lleguen a ver las relaciones con sus maridos más como un trabajo que como algo que les da placer, lo cual no hace otra cosa que aumentar la frustración.

Es en estas circunstacias cuando las mujeres son mucho más vulnerables a buscar una nueva relación, incluso aunque sean el tipo de persona que siempre ha renegado y desaprobado la infidelidad.

El hecho de buscar una relación alterna (lo que suele conllevar un alto emocional, aunque la relación sea exclusivamente íntimo) les proporciona una ilusión renovada. Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, ya que también esta la otra cara de la moneda en donde viven la culpabilidad, que provoca que una gran mayoría de las mujeres que ha comenzado una relación extramatrimonial intente volcarse más en su pareja, en un vano intento de mitigar un sentimiento de culpa que las atormenta demasiado.

Por otro lado, muchas no son capaces de cortar con su amante y de ahí vienen las frecuentes justificaciones que se dan ellas mismas, cuando no pueden con la culpa, tipo "mi marido no sabe valorarme" o "no me trata como merezco".

El comportamiento de una mujer infiel. Foto: Pexels

La psicóloga Eva Solanas dice que este tipo de justificaciones son más bien el intento de encontrar un motivo para continuar con la aventura extramatrimonial.

Con el 'no me ha llamado' o 'se ha olvidado de San Valentín' se reafirman precisamente en lo que quieren hacer, continuar la relación con su amante. Es como si buscaran razones donde a veces no las hay para seguir haciéndolo

En caso de que la relación infiel siga adelante, las mujeres se verán atrapadas en un dolor desconocido y difícilmente mitigable: la necesidad de elegir entre su marido y amante.

Al principio se verán dopadas por los efectos químicos que produce el enamoramiento y los primeros meses de relación con una persona, estas mujeres suelen pensar que han encontrado en su amante a su alma gemela, pero por otro lado les resulta bastante doloroso renunciar a su marido y al proyecto que decidieron contruir a su lado.

Lo que sorprende es que a pesar de estar conscientes de lo injusta que es esta situación para su pareja, muchas son capaces de alargar esta situación, este 'limbo' durante muchos años. Con frecuencia piensan que la confusión va a desaparecer un día como por arte de margia, pero por lo general ese esperado milagro jamás ocurre.

Estas mujeres quieren conservar la estabilidad de su matrimonio pero también quieren recuperar de alguna forma la ilusión que tenían en los primeros años de relación

Lo siguiente también será de tu interés:

 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS