Vida

¡Emergencia!, cómo improviso una toalla sanitaria

Es horrible de pronto quedarte sin una y que llegue el periodo, así que aquí útiles consejos para realizar una casera

Por Dania Loaeza

- 09/04/2020 05:13

Estás dormida cuando de pronto sientes un espasmo o cólico en la parte inferior de tu vientre y no hay una tienda abierta, o estás en tus labores en la oficina cuando se hace presente ese aviso de que el periodo te acaba o está por llegar y nadie tiene una toalla sanitaria para prestártela. Peor aún vas a la tiendita más cercana a tu hogar y resulta que se agotaron. Sin otras opciones, qué puedes hacer... pues improvisar una toalla femenina, pero, ¿cómo?.

Aquí algunos consejos para hacer una y que logre sacarte avante de esta bochornosa experiencia.

Es preocupante cuando ocurren esos incidentes y no toman por sorpresa.
(Foto: Pixabay)

Como antes. Existen aún mujeres a las que les tocó en su etapa de adolescencia utilizar el famoso “trapito”, o una pieza hecha de tela que ayudaba a evitar el escurrimiento de la menstruación. Entonces se debía lavar, ponerlo a secar y reutilizarlo. Con el paso del tiempo surgieron las toallas femeninas o higiénicas desechables que vinieron a popularizarse en el mundo. Desde entonces hay en distintas presentaciones y necesidades con respecto al tipo de flujo.

Toallas sanitarias y tampones actuales. (Foto: Pixabay)

Aquí vale explicar que también hay chicas que son intolerantes o que les provocan mucha irritación los materiales de las toallas convencionales, por lo que optan por usar una nueva versión de aquellos “trapitos”, pero hechos con tela en cortes anatómicos y hasta con alitas, que se lavan y reutilizan, además que son ecológicos.

Casero. Alguna vez en la vida de toda mujer ha experimentado que se le adelante o atrase el periodo y ahí es donde la incomidad o pendiente ataca, así que en esos casos se puede tomar la primer opción, papel higiénico con algodón o toallitas para limpiar el rostro.

Primero se debe colocar el algodón o las toallitas para limpiar el rostro en la zona de la pantaleta que queda por la vagina, hay que procurar poner dos a tres capas uniformes (de ser posible) para cubrir bien el área. De ahí se prosigue a envolver la sección con papel higiénico, cuidando rodear con el papel la prenda y el algodón o toallitas (hay que darle tres o cuatro capas de papel).

Se trata de simular la forma de las toallas sanitarias desechables. (Foto: Pixabay)

Cuando estás con carentes recursos. Si de plano te tocó pasar por esto en un lugar donde no tienes la facilidad de conseguir más papel o algodón, puedes implementar una toalla femenina con un calcetín que traigas. En su interior, a la altura de la planta del calcetín, debes meter el papel higiénico dándole la forma del canal de la ropa interior que queda por la vagina.

Un calcetín puede sacarte de este apuro. (Foto: Pixabay)

Por último la parte de la pierna de la media o calcetín se debe voltear para cubrir bien la zona de la base y el papel. Se pone en la sección de la pantaleta que le corresponde y se rodea con un poco de papel higiénico para afianzarlo. Un pañuelo de tela que no esté sucio es otra opción.

El papel higiénico es un gran aliado en estas situaciones. (Foto: Pixabay)

Qué no se te olvide. Estas son opciones a corto plazo, no están ideadas para una larga jornada, sino para darte el tiempo suficiente para que puedas buscar un lugar dónde adquirir alguna toalla sanitaria desechable y cambiarte. Además el papel higiénico si está mucho tiempo cerca en tu zona vaginal puede romperse, dejar residuos o causar fricción.

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Vida