Logo En Pareja
Bebés no se deben visitar hasta el mes.

Bebés no se deben visitar hasta el mes.Foto: Pixabay

Vida

Expertos recomiendan no visitar a un recién nacido hasta el mes

Para evitar enfermedades y que no batalle en la lactancia un bebé no debe recibir visitas los primeros días de su vida

Por: Nadxiely Chavez

La llegada de un bebé causa una alegría enorme y lo más normal es que todos quieran conocer al recién nacido y felicitar a la madre, sin embargo las visitas a los pocos días del alumbramiento no son muy recomendadas por los expertos.

Que han llegado a recomendar que no se hagan visitas a las recién paridas. De hecho varios hospitales españoles han hecho las siguientes recomendaciones en las plantas de maternidad:

Los pediatras recomiendan limitar las visitas a los recién nacidos durante los primeros días de vida.

Recién nacidos no se deben visitar hasta el mes. Foto: Pexels

La madre y el bebé necesitan estar tranquilos y en silencio para iniciar la lactancia materna.

Las visitas deben ser cortas (máximo 10 minutos)

No visite al recién nacido si está enfermo

No utilice el teléfono celular donde este el recién nacido.

Los pediatras también han recomendado que tampoco se visite al bebé al domicilio durante el primer mes de vida. El recién nacido necesita de un ambiente tranquilo y menos hostil posible, para que pueda tener una buena implantación de la lactancia, por tal motivo se deben de minimizar todos los impactos que van a impedirlo como por ejemplo los ruidos.

No debe de escuchar muchas voces para que se vaya acostumbrado a la de los padres, sin mezcla de diferentes olores (es de suma importancia que reconozca el olor materno, sin confusiones), sin muchas oscilaciones de temperatura, etc. 

Por otro lado también se encuentra en juego la salud del recién nacido. Recuerda que las enfermedades que se consideran banales en una persona adulta puede ser de importancia vital en el neonato. Esto se debe a la ausencia de un sistema inmune, que se va adquiriendo durante el primer año de vida.

Bebés no se deben visitar. Foto: Pexels

Aunque nadie lo hace con mala intensión, llevar niños pequeños con mocos, sin lavarse las manos antes de cogerlo en brazos, es el reflejo de la poca educación sanitaria que tiene la población en general. Que no haya fiebre no quiere decir que no exista peligro de contagio y que las manos no estén aparentemente sucias no significa que estén limpias.

Por otro lado, existen infinidad de estudios que demuestran que el humo del tabaco impregnado en la ropa, cojines, alfombras o cortinas es altamente perjudicial para el recién nacido, ya que ahí queda retenido y después se libera al contacto con la piel humana.

Lo siguiente también será de tu interés:

TE RECOMENDAMOS