Logo En Pareja
Gritarles a niños y adolescentes daña el cerebro. Foto:Pixabay

Gritarles a niños y adolescentes daña el cerebro. Foto:Pixabay

Vida

Gritarle a los niños daña su cerebro está demostrado

Hay quienes señalan que al gritarles a los niños lo hacen por amor propio, estudios demuestran como esto daña al cerebro y afecta el comportamiento

Por: Alina Torres

Si hay un punto en el que cada persona adopta sus propias ideas y estrategias es respecto a la crianza y educación de los niños, pero será bueno o malo gritarles.

Un estudio ha demostrado que efectivamente gritarles a los niños daña su cerebro, no solo los padres gritan también los maestros en las escuelas aunque esa acción a veces no lleva a nada favorable. 

¿Por qué gritarle a los niños daña su cerebro? Foto:Pixabay

Gritar es una acción que muchos tienen para imponer autoridad, demostrar que son superiores o solo hacerse notar y querer inmediata  acción, habrá ocasiones en las que el entorno te llevé a la necesidad de hacerlo, quizá estés en un lugar con mucho ruido. 

¿Por qué gritarle a los niños daña su cerebro? Por experiencias de vida y por lo que expertos señala que los gritos afectan en el autoestima, muchas veces limita a crecer por temor a un fracaso y saber que no solo los afectados son ellos también el entorno, la familia y los compañeros si esto sucede dentro de un aula. 

Estudio como el realizado por las universidades de Pittsburg y Michigan, publicada en Child Development, analizó que el gritar es parte de una violencia verbal por lo tanto estás, provocan problemas de conducta en los menores.

“Gritarles a los niños hace que se generen discusiones y peleas con compañeros, dificultades en el rendimiento escolar, mentiras a los padres, síntomas de tristeza repentina y depresión” 

El profesor Ming-Te Wang es el encargado de dirigir esta investigación, señala que además gritar afecta a largo plazo a niños y adolescentes, muchos se vuelven antisociales y agresivos. 

Un circulo vicioso se vuelve este tipo de disciplina, manifiesta Wang.

Asimismo destacó que "por amor" o "por su propio bien",  no mitiga el daño infligido. Tampoco lo hace la fuerza del vínculo padre-hijo. 

Para los expertos en la investigación aseguran que si desean cambiar el comportamiento en sus hijos lo más recomendable es comunicarse a su mismo nivel, ya sea en los niños y principalmente en los adolescentes. 

Así que ya lo sabes, subir de todo no genera mucho positivo, claro por el alto volumen lógicamente serán palabras muy recordadas pero no siempre para bien. 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS