Vida

Heridas en los hijos cuando no se sienten amados por sus padres

No solo basta decir que son tus hijos, también debes saber cómo ser un buen padre, que se sientan amados y protegidos por ti. 

Por María Encinas

- 08/10/2020 10:00

Heridas en los hijos cuando no se sienten amados por sus padres - null (Pexels)

Las responsabilidades y obligaciones que se asumen cuando decides traer niños al mundo, no son nada sencillas, pero debes buscar la forma de cumplir con darles amor, de lo contrario estas son las heridas en los hijos cuando no se sienten amados por sus padres. 

No solo basta decir que son tuyos y darle cosas materiales para que nada les falte, también el amor es muy importante, si no se sienten amados, puedes ocasionar heridas, como padre debes de estar al pendiente de las necesidades incluso emocionales del menor. 

El amor también es sumamente importante para que tu hijo crezca en un ambiente donde se sienta feliz y en confianza, debes hacer que tu hijo te respete, pero no que te tenga miedo, te necesita a su lado guiándolo e impulsándolo a ser mejor. 

Puedes ver: Donde no quieren a mi hijo, a mí tampoco, soy madre antes de todo.

Heridas en los hijos cuando no se sienten amados por sus padres. Foto: Pexels.

No solo basta con que tú como padre sepas que los amas, también debes de demostrárselos, pues cuando un niño no se siente querido o importante para sus padres, se suele crear heridas y dejar huellas negativas en su desarrollo. 

Cuando tus hijos crecen en una familia amorosa, crecen sabiendo que debe dar el mismo trato y que por supuesto, también debe de recibirlo, merece atención y valor, pero cuando crece en medio de un ambiente donde no se le demuestra ni amor, ni atención, crecerá lleno de dudas. 

Las primeras relaciones afectivas se crean en la familia, por lo que es importante que tus hijos se sientan amados y valorados, para que en un futuro sepan que no deben permitir que los hagan menos o que les digan que no vale. 

Sienten que no valen la pena 

Cuando crecen siendo ignorados por los padres, los hijos nacerán con ese pensamiento de que no valen o que a nadie le importan, pensarán que no son inteligentes o que son menos que cualquier persona, si en su familia no les hacen caso, menos en otro lado. 

Tienen dudas de todo 

No son capaces de tomar una decisión sin tener miedo, dudan de cada paso que dan, pues piensan que todo saldrá mal o que no terminarán por cometer algo mal, sufrirán de altibajos emocionales y pensarán que todos los quieren dañar. 

Se salen de control 

Como piensan que a nadie le importan, entonces ven en la rebeldía y en los malos actos una forma de llamar la atención de los padres, los lleva a involucrarse con relaciones poco sanas y con amistades que no les hacen bien. 

No se aman a sí mismos 

Tienen cero amor propio, crecen con depresión y frases como "eres tonta", "no puedes hacer nada bien", "solo estorbas", son frases que les harán un gran eco en su mente y los marcarán, se creerán cada palabra negativa dicha por sus padres. 

Se vuelven agresivos 

Todo el tiempo andarán a la defensiva, se encerrarán en su mundo y cuando logran grupos de amistad, querrá demostrar ser el más fuerte sin tener límites, sus relaciones serán poco afectivas y se lastimarán, así como lastimarán a otros. 

Trata de tener una buena relación con tus hijos, platica con ellos, siéntate a platicar sobre sus emociones, dedícales tiempo de calidad, hazlos sentirse amados y lo más importante para ti, eso marcará la diferencia en su futuro. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ. 

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Ranking

Más de Vida