Logo En Pareja
Si aún no haces ejercicio te recomendamos no postergarlo más, cambiará tu vida para siempre Foto: Freepik

Si aún no haces ejercicio te recomendamos no postergarlo más, cambiará tu vida para siempre Foto: Freepik

Vida

Los mandamientos para después de hacer ejercicio

Te diremos cuales son los mandamientos para después de hacer ejercicio, la idea es que se convierta en un hábito muy positivo en tu vida

Por: Laura Trejo

Hacer ejercicio es un gran logro, sin embargo, es una actividad que también tiene sus claves para que tenga el efecto deseado en el cuerpo y en la salud, por ello te diremos cuales son los mandamientos para después de hacer ejercicio.

No sólo se trata de hacer media hora o una hora al día de ejercicio, si no de volverlo un estilo de vida que sea íntegro a toda nuestra cotidianidad. Si quieres que el ejercicio se vuelve central en tu vida, tenle un poco de respeto y sigue sus mandamientos.

Como recomendación te diremos cual es el mejor ejercicio para baja de peso según la ciencia, no dudes ni un minuto en combinarlo con un plan de alimentación muy saludable que te ayude a mantenerte en la mejor forma posible.

Los mandamientos para después de hacer ejercicio Foto: Freepik

Los mandamientos para después de hacer ejercicio

1. Hidrátate. No necesitas bebidas energizantes ni llenas de electrolitos. Con agua antes, durante y después, es suficiente. Aquí te decimos la cantidad de agua que debes tomar para verte más joven. 

2. Reléjate. Cuando acabes vuelve poco a poco a tu ritmo cardiaco normal con respiraciones y ritmo más lento para que no te marees.

3. Estira. Al menos entre tres y cinco minutos para que las lesiones no vayan a sabotear tu rutina.

4. Báñate. Nunca te quedes con las bacterias del sudor en a piel porque estas son reabsorbidas y causan mal olor y enfermedades.

5. Cámbiate de ropa.Nunca te quedes demasiado tiempo con la ropa húmeda, es terrible para tu salud.

6. Repón energía. Ahora sí aplica la barrita de cereal sin azúcar obviamente, o mejor aún, frutas secas.

7. No te excedas con la comida. A veces pasa que “como ya hiciste ejercicio” sientes que nada te afectará puesto que ya cumpliste, pero te engañas, no sabotees el esfuerzo que acabas de realizar.

8. Duerme bien. No podrás con el ritmo de la actividad física vigorosa si no descansas bien y lo suficiente, así que ponte la pijama, relájate y a dormir.

9. Vuelve a hacer ejercicio. Por más que el dolor muscular te aqueje, se te quitará más rápido entre más pronto te acostumbres sin forzarte. El punto es que no lo abandones.