Logo En Pareja
Misofonía representa ser intolerante a sonidos como masticar fuerte. Foto:Pixabay

Misofonía representa ser intolerante a sonidos como masticar fuerte. Foto:Pixabay

Vida

Misofonía es el odio a escuchar masticar fuerte

La misofonía es en realidad la malinterpretaciones de los sonidos los cuales te generan ser intolerante, pueden sentir odio al escuchar masticar o absorber café

Por: Alina Torres

El oído es una de las partes más sensibles que tenemos, percibir sonidos nos genera muchas sensaciones, entre alegría, placer y hasta odio tal como cuando escuchamos masticar, a esto se refiere la misofonía.

Misofonía es el odio a escuchar masticar fuerte, en realidad esto representa el ser poco tolerable a sonidos comunes, incluso masticar un chicle, rascar con las uñas y más. 

No se trata de que tu oído persuasiva más que los demás sino que te crea repulsión escuchar este tipo de cosas quizá sin motivo; hay quienes suelen levantarse de un lugar al escuchar que alguien absorbe fuertemente café. 

Misofonía es el odio a escuchar masticar fuerte . Foto:Pixabay

Lo que esto nos genera a parte de un poco de odio, es que el cuerpo en general reacciona pero, cuando escuchamos masticar un chicle muy fuerte, primero nos vienen pensamientos nada gratos hacia esa persona. 

Muchos catalogan esto como falta de educación, otros como un poco de bajo nivel o incluso hasta lo relacionan con mujeres de la vida galante como le llaman, esto último de manera social. 

Tras escuchar se nos eriza la piel, duelen los huesos, hace que el cuerpo se encorve, lo que sucede es que este trastorno necrológico  hace que los estímulos auditivos y a veces también los visuales hagan que el sistema nervioso central los malinterpreta causando en só que representen algo distinto. 

El término misofonía significa odio (miso-) al sonido (-fonía), y aunque sigue siendo casi un misterio, si se reconoce como una enfermedad. 

Esta puede incluso causar enojo con la persona que lo hace, toser, mover le pie rápido, pegarle con un lápiz a la mesa, quita la paciencia de muchos y no lo toleran. 

Estos sonidos en muchas personas son cosas involuntarias, parte de una enfermad o simplemente un habito, como el masticar fuerte, quien lo hace no lo siente por lo tanto no se preocupa.

Comer con la boca cerrada es lo que hemos escuchado desde niños, es por esto que señalan que si no lo hacen es porque simplemente así fue educado. 

No hay un tratamiento específico para la misofonía, hay que aprender a ser un tanto tolerantes y si no, no hacer de esto un problema que en realidad solo puede haber una persona molesta y puedes ser tú.

Esto si ha generado hasta fuertes discusiones de pareja, ante todo la comunicación, respeto y comprensión quizá se pueda solucionar bien. 

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS