Vida

No eres naturalmente infeliz, alguien te borró esa sonrisa

La vida puede ser muy cruel, pero depende de nosotros mismos la importancia que le demos a las cosas negativas y el coraje que tengamos para salir adelante, porque recuerda que vida sólo hay una, ¡Aprovéchala!

Por Roberto Lizarde

-
No eres naturalmente infeliz, alguien te borró esa sonrisa. Foto: Pexels

No eres naturalmente infeliz, alguien te borró esa sonrisa. Foto: Pexels

Todas las personas somos felices por naturaleza, desde que nacemos es inevitable que podamos contagiarnos de la alegría de todo y por todos, sin embargo es a través del paso del tiempo que nuestro sentimiento de alegría paz y felicidad se transforma en sentimientos negativos derivados precisamente por lo mismo.

Conforme iniciamos nuestra educación a nivel primaria las cosas pueden marchar muy bien, pero todo depende de qué tan habilidosos seamos para convivir en sociedad, y especialmente con nuestros compañeros, ya que de existir una mala relación entonces empezaremos a acumular problemas de índole emocional.

En nuestro paso por la secundaria las cosas se pueden poner un tanto más difíciles, ya que es precisamente en esta etapa cuando los compañeros se portan aún más crueles con uno mismo y sin un gramo de empatía, y este es nuevamente otro golpe duro que hace que de a poco se nos vaya borrando la sonrisa.

Lee también: Señales para saber si a ese hombre le atraes emocionalmente

Incluso es inevitable que en algún momento dado de la vida lleguemos a sentir atracción por alguien más, pero ¿Qué pasa? que no siempre obtenemos lo que queremos, y cuando en vez de una aceptación recibimos un rechazo, esto se convierte en un nuevo golpe emocional que cada vez más nos hace dudar de si somos lo suficientemente buenos o no para los demás.

Tu felicidad depende solamente de ti. Foto: Pexels

Continuando con las malas rachas, hay personas que tienen el infortunio de contar con una mala familia, ya sea en una donde algún miembro no esté bien de sus facultades mentales o que incluso tenga algún vicio, o simplemente puede ser que nuestros padres se hayan separado, eso viene todavía a añadirle un golpe emocional más duro a nuestras vidas, y sin embargo, hay que aprender a vivir con ello.

Es así como poco a poco podemos pasar de ser una persona alegre y optimista que todas las mañanas se levantaba para cantar mientras cocinaba, a una persona totalmente amargada que desde que se levanta comienza a gritar y a renegar por todo, un hábito que por cierto es muy malo y muy dañino para la salud de nosotros mismos y de los que nos rodean.

Lee también: Cómo equilibrar tu tiempo entre la familia y el trabajo

Cabe destacar que los sucesos de nuestro pasado no tienen porque determinar nuestro destino, son solamente cosas que desafortunadamente nos tocó vivir pero que afortunadamente podemos no revertirlas pero sí cambiar lo que suceda de este momento en adelante, y eso es nuestra total responsabilidad. Nuestra esencia jamás debería de cambiar por nada ni por nadie.

Lee también: Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ

Síguenos en

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber sobre amor, familia y salud.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Vida