Logo En Pareja
La educación de los padres influye en los hijos

La educación de los padres influye en los hijospixabay

Vida

Padres estrictos hacen que los hijos sean más EXITOSOS, estudio

Los padres estrictos hacen que los hijos tengan otra manera de pensar y de hacer las cosas en la vida, lo que los lleva a ser más exitosos 

Por: Misael Alejandro Reyes Guerrero

Un estudio científico ha comprobado que tener unos padres estrictos tiene una importante influencia en los hijos, quienes logran ser más exitosos que los hijos de padres que no son exigentes como se debería de ser para que logren ser más destacados que los demás. 

Los padres más estrictos hacen que los hijos crezcan con otra mentalidad y que se hagan destacar mucho más entre las demás personas. Los hijos de los padres estrictos tienen más posibilidades de ser exitosos que los hijos de los padres que no son estrictos.

La relación de éxito que hay entre los hijos y los padres estrictos ha sido estudiada por un grupo de científicos que han encontrado que los hijos son más exitosos que los demás. 

Los padres estrictos influyen muy fuerte en los hijos. Foto: pixabay 

Antes que nada, los padres estrictos a los que se hace referencia no son ese tipo de padres que reprimen todo lo que los hijos quieren hacer y que van de extremo a extremo en cuanto a las conductas que los hijos tienen desde que son pequeños. Sino que son esos padres que se esmeran porque los hijos sean más rigurosos en las rutinas y en las actividades que realizan. 

Te puede interesar: Calmar a un niño con celular evita que aprenda a calmarse por sí mismo

Este tipo de padres estrictos hacen que los hijos desarrollen habilidades que van más allá del ritmo ordinario con el que las personas realizan las tareas que se les presentan en la vida diaria, el ámbito académico y extra curricular. Según ha demostrado un estudio científico. 

La investigación realizada por especialistas de la Universidad de Essex, en Inglaterra en la que participaron alrededor de 15 mil niños de un rango de edad entre los 13 y 14 años en los que fueron monitoreados hasta que llegaron a la etapa adulta. Fue durante esta investigación que tuvo una duración de alrededor de 6 años en la que se observó el crecimiento personal de cada uno de los participantes. 

La investigación arrojó resultados en los que se observó que los hijos de los padres estrictos habían conseguido entrar a universidades de alto prestigio, y habían obtenido mejores puestos de trabajo que los demás. La constante fue la rigurosidad y la manera tan estricta con la que realizaban las actividades de su interés, donde se incluía lo académico y lo personal. 

Te puede interesar: Miedos de los niños que debes detectar con estas señales