Logo En Pareja
Aunque amemos a nuestra mamá, las peleas son un problema bastante común Foto: Freepik

Aunque amemos a nuestra mamá, las peleas son un problema bastante común Foto: Freepik

Vida

¿Peleas entre madre e hija? Esta es la solución

Estas peleas tienen su origen, primero, en que muchas veces las madres consideran que sus hijas deben ser como ellas o bien, al menos parecidas

Por: Laura Trejo

La relación que existe entre una madre y una hija es de las más complicadas que existen y por lo tanto suelen acarrear gran cantidad de conflictos muy complejos de resolver, por ello en este artículo te diremos cuál es la solución a las peleas entre madre e hija.

La relación entre madre e hija son profundas y amplias, y aunque no todas las familias viven con este problema, no deja de ser común que existan muchas peleas entre madres e hijas.

Lo anterior, sobre todo cuando las hijas están en la adolescencia o adultez temprana, mientras que la madre ya se encuentra en una etapa madura.

¿Peleas entre madre e hija? Esta es la solución Foto: Freepik

Estas peleas tienen su origen, primero, en que muchas veces las madres consideran que sus hijas deben ser como ellas o bien, al menos parecidas.

 Buscan que su descendencia logre aquellos objetivos que ellas tuvieron que postergar o abandonar, lo cual causa altas y falsas expectativas que, las hijas las cumpla o no, causarán daño a ambas.

Puesto que si la hija las cumple, sacrificará sus propios sueños, y si no las cumple sentirá que le falló a su madre. Mientras tanto, la hija espera el amor y la aceptación incondicional de su madre, con quien suele tener una brecha generacional que dificulta aún más el entendimiento.

La clave para terminar con este círculo de conflictos está en que ambas partes reconozcan a la otra no como “su madre”, o “su hija”, si no como una persona, una humana.

¿Peleas entre madre e hija? Esta es la solución Foto: Freepik

Al soltar todas aquellas expectativas sobre los roles que cada una esperó de la otra, aprenderán a mirarse como dos mujeres que se aman y respetan tal como son, sin esperar que la otra sea diferente. 

El conflicto créeme, en algún momento acabará, pues de acuerdo con un especialista, a los 33 empiezas a actuar como tu madre.

Ya que este es un proceso complejo y que lleva su tiempo, es indispensable el acompañamiento de alguna terapeuta familiar, profesional en psicología.

Te recomendamos pasar más tiempo con tu madre, ya que existe un estudio que afirma que eso le da más vida. ¡Aprovechala al máximo!

Temas

Comentarios

TE RECOMENDAMOS