Logo En Pareja
Foto:Pixabay

Foto:Pixabay

Vida

Personas con más estudios y trabajo tienen mejor salud

Las enfermedades puede surgir tras estar con problemas económicos, por lo tanto si tienes trabajo y estudios puedes estar mejor de salud

Por: EFE

Las personas más formadas y que trabajan tienen mejor salud que el resto de población, según una investigación del Centro de Estudios Demográficos (CED) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) que hoy publica la revista 'Perspectivas Demográficas'.

El estudio analiza los cambios en la salud de las generaciones españolas nacidas entre 1945 y 1969 y se basa en los datos de encuestas sanitarias nacionales y europeas de los últimos 10 años.

El trabajo detecta una brecha de género entre la salud de las mujeres y la de los hombres con empleo, en detrimento de las mujeres, independientemente de su nivel educativo.

Personas con más estudios y trabajo tienen mejor salud. Foto:Pixabay

Según los autores, la adopción de mejores estilos de vida, menos estrés laboral y más tiempo para actividades físicas explica la tendencia a mejorar de la salud de estas generaciones, que ahora tienen entre 50 y 74 años, y que contribuyeron, por ejemplo a legalizar la contracepción (1974), el divorcio (1981) o el aborto (1985).

La investigación, que analiza las variables socioeconómicas por edades y sexo y las cruza con indicadores de salud autopercibida, salud mental, obesidad y tabaquismo, ha sido dirigida por Jeroen Spijker, que ha destacado que un factor determinante en estas generaciones fue la expansión educativa de los años 60, y con más intensidad entre las mujeres.

Según Spijker, estas han sido las primeras generaciones en masa que han promovido estilos de vida saludables, pero también las perjudicadas potencialmente por el consumo de drogas y de tabaco, los accidentes de tráfico o por haber tenido relaciones sexuales con múltiples parejas.

Los resultados demuestran que estas generaciones, a pesar de experimentar una crisis económica y hacerse una década mayor, mantienen una tendencia al alza de la salud autopercibida entre 2006-07 y 2014-17, con algunas diferencias socioeconómicas.

Mientras la salud de los hombres más formados, así como la de las mujeres nacidas en los sesenta, no se vio afectada por los cambios económicos, la salud de los "menos instruidos" nacidos entre 1955-64 y sin empleo, últimamente ha empeorado, señala el estudio.

Por ejemplo, en los hombres nacidos entre 1965-69, empleados y con educación superior, la proporción sin salud era sólo del 14 % cuando tenían 40-44 años, pero ha aumentado con la edad hasta el 20 % para las personas de 55 a 59 años, y en las mujeres con las mismas características el aumento fue del 19 % a un 25 %.

En cambio, un 45 % de los hombres y de las mujeres menos instruidos, sin empleo y nacidos entre 1955-64 no tuvo buena salud cuando tenían 50-54 años, y empeoró hasta el 60 % y 54 %, respectivamente, cinco años más tarde.

El mismo patrón se detecta en mujeres ocupadas con formación inferior (probablemente debido a su doble carga) y hombres con menos formación nacidos entre 1945-59 a medida que llegan a la jubilación.

El estudio demuestra que las mujeres empleadas tienen peor salud que los hombres ocupados, independientemente de su nivel educativo, pero gozan de una salud mejor que las mujeres desempleadas.

El autor pronostica que las generaciones que lleguen ahora a la jubilación tendrán mejor salud porque tienen más formación y serán más las mujeres que podrán ser independientes económicamente porque han cotizado y tendrán derecho a una pensión, lo que también contribuirá a mejoras de salud.

"Sin embargo, es preocupante la falta de convergencia en las diferencias socioeconómicas en los comportamientos de salud entre las cohortes más jóvenes, especialmente en la obesidad y el tabaquismo", ha advertido Spijker, que recomienda reforzar las políticas de protección social de las poblaciones vulnerables.

Te puede interesar: Trabajar en horario nocturno aumenta el riesgo de cáncer