Logo En Pareja
Pestañas postizas y los errores que podrían arruinar tu mirada

Pestañas postizas y los errores que podrían arruinar tu miradaFoto: Pixabay.

Vida

Pestañas postizas y los errores que podrían arruinar tu mirada

Si sigues estos consejos puedes volverte experta en aplicarte este coqueto complemento o accesorio para tus ojos

Por: Dania Loaeza

Sientes que de pronto te pica o se encaja en los bordes del ojo la pestaña; que hace que te pesen mucho los párpados; que en vez de abrir el ojo luzca caído; te ha entrado accidentalmente pegamento (que arde horrible); se te hacen grumos y se te despegan rápido o en repetidas ocasiones las pestañas... si ya pasaste por alguno o varios de estos casos, sin duda tienes que prestar atención a los próximos consejos que te permitirán volverte en una máster en la aplicación de pestañas postizas.

Aquí encontrarás algunos trucos de belleza útiles para aplicar correctamente las pestañas postizas. Así que a olvidarse de esos errores. (Foto: Pixabay).

Empecemos. Si quieres guiarte para la ubicación en la que debes colocar las pestañas, puedes primero delinear sutilmente con un pápiz, plumón o brocha delgada. Así cuando se llegue el momento de montar la pestaña habrá una sutil guía para acomodarlas mejor. Además puedes aprovechar para crear el efecto de que el ojo es más grande delineando con un lápiz oscuro en el párpado superior interior.

Hay que delinearse al interior del párpado superior para dar un efecto de un ojo más grande. (Foto: EFE).

Protégelas. El segundo paso implica ponerse rimel o máscara de pestañas para prevenir que al colocar las extensiones el pegamento de éstas se haga uno con las pestañas propias. Este punto es importante porque si nos lo saltamos podremos provocar que al querer retirar las postizas se queden las pestañas de nosotras unidas al pegamento y terminemos por arrancarlas sin querer o que resulten llenas de la goma.

Un truco importante es poner un poco de rimel en las pestañas propias para protegerlas del pegamento con el que se ponen las postizas. (Foto: Pyxabay).

Adiós molestias. Para prevenir que la pestaña se encaje en los bordes, se debe tener la precaución de medírselas y cortarlas en caso que excedan el tamaño de su ojo. Esa sugerencia ayudará también a que la extensión quede mejor pegada y se tenga una apariencia más natural.

Hay que cortar la pestaña postiza al tamaño de nuestro ojo, porque si quedan muy largas los bordes se encajarán en el ojo y molestarán. (Foto: Pyxabay).

No te pases. Aplicar demasiado pegamento en la base de la pestaña, solo provocará que se esté moviendo por el párpado al intentar ponerla. Otro factor que afecta es no dejar que el pegamento seque un poco luego de ponerlo en la pestaña. Se puede soplarle para que se seque y ya de ahí aplicar la extensión o simplemente esperar entre 30 segundos a 50, aproximadamente y proceder a montarla.

Procupa dejar secar un poco el pegamento cuando lo pones en la base de la pestaña antes de ponerla en el ojo. (Foto: Pixabay).

Gran diferencia. En el cómo poner la pestaña radica la abismal diferencia entre lograr un ojo que parezca más abierto, a que luzca caído y desprolijo. Si se pone su extensión demasiado cerca del lagrimal (inicio del ojo) provocará que se le encaje y que no quede centrada. Lo correcto es ponérla a la altura del centro del ojo pero desde la parte superior irla depositando auxiliada por el saca cejas. Colocarla de esta manera permite que el ojo se vea más amplio y despierto, además que la pestaña quedará más cerca del nacimiento de la pestaña natural, sin dejar un vacío entre ellas.

Un ojo más amplio y despierto se logra poniendo centradas las pestañas.
(Foto: Pixabay).

Recomendación. No olvide limpiar sus pestacas, cada dos o una puesta para prevenir infecciones en los ojos acarreadas por las bacterias que se guardan en los residuos de pegamento.

TE RECOMENDAMOS