Logo En Pareja
Causas y prevención de los calambres.

Causas y prevención de los calambres.Foto: Freepik

Vida

Por qué te dan calambres y cómo evitar ese dolor muscular

Si deseas acabar con los espasmos involuntarios de los músculos debes de cambiar algunos sencillos hábitos

Por: Nadxiely Chavez

Todos en algún momento de nuestra vida hemos sufrido de un calambre de hecho es uno de los males más comunes entre deportistas profesionales y aficionados. Los calambres son pequeños espasmos involuntarios de los músculos, no muy graves pero sí bastante dolorosos.

Suelen ocurrir después del ejercicio o por las noches. Aunque se dice que aparecen después de un esfuerzo prolongado, sus causas todavía no están claras, pero se pueden prevenir con algunos sencillos hábitos. El origen de ellos es un tema bastante controvertido, ya que todavía no se encuentra evidencia científica que asegure al 100% la causa.

Puedes ver: Por qué te tiembla el ojo y el significado que todos deben saber

Existen varias teorías sobre la aparición de estas contracciones repentinas de los músculos, pero hasta la fecha no hay nada claro. De acuerdo a uno de los últimos estudios publicados en el British Journal of Sports Medicine, algunas causas podrían ser la deshidratación, la falta de electrolitos (asociada a la deshidratación) y la alteración del control neuromuscular.

Por qué te dan calambres y como evitar ese dolor muscular. Foto: Freepik

Deshidratación y pérdida de electrolitos

Se ha dicho que es la deshidratación la causa mayor de los calambres musculares que se asocian con el ejercicio. Después de un entrenamiento intenso, el cuerpo no es capaz de absorber la cantidad de oxígeno necesario para proceder a la oxidación de la glucosa, por eso se produce la acumulación excesiva de ácido láctico que da lugar al calambre muscular.

La falta de electrolitos, como el magnesio o el potasio, es otro de los orígenes tradicionales de los calambres musculares asociados con el ejercicio, ya que la eliminación de estos compuestos a través de la sudoración podría ser la causa de que se produzcan calambres, ya que estos participan en los movimientos de contracción y relajación de los músculos.

Ahora bien ¿cómo podemos prevenir un calambre? El primer consejo es mantenernos correctamente hidratados tanto antes como durante y después del ejercicio. Más allá del problema de los espasmos musculares, una correcta hidratación es vital a la hora de mejorar el rendimiento y entrenar de manera segura.

En caso de que el motivo de los calambres sea la falta de electrolitos, se puede solucionar ingiriendo alimentos ricos en calcio, potasio, magnesio y sodio como verduras y frutos secos. En caso de que sea la disfunción motoneural, el mejor remedio es estirar de forma efectiva después del entrenamiento: los estiramientos te ayudarán a mejorar la comunicación entre el cerebro y los receptores sensoriales propioceptivos, haciéndolos trabajar de forma más eficiente en futuras sesiones de entreno.

Lo siguiente también será de tu interés: