Logo En Pareja
Irma Reyes, tía de Mario.

Irma Reyes, tía de Mario.Foto: Reforma

Vida

Tía de Mario no se arrepiente de entregarlo, no quiere recompensa solo justicia

Irma Reyes tía de Mario fue quien entregó a la pareja después de verlos por televisión, no le interesa la recompensa, quiere justicia para Fátima

Por: Nadxiely Chavez

Los responsables de quitarle la vida a la pequeña Fátima de siete años ya están tras las rejas gracias a Irma Reyes, tía de Mario que no se arrepiente de haber entregado a su sobrino y ahora dice que no quiere la recompensa, ella lo único que desea es justicia para Fátima.

Reyes, se siente avergonzada, adolorida, sorprendida, pero para nada arrepentida de haber recibido a su sobrino Mario, con su esposa y tres hijos. Ella les dio techo y comida unos días, aparte de que les sacó la confesión de su crimen, el que cometieron contra la pequeña Fátima, después de que los vio en las noticias.

Y por supuesto que menos lamenta su plan improvisado de haber engañado a la pareja para que confesaran, buscar auxilio y entregarlos a la policía. En lo que respecta a la recompensa, ni hablar, ella no la desea, solo quiere que se haga justicia para la pequeña. Por supuesto que le impactó enterarse de esta noticia. Tal como ella lo ha confesado.

Tía de Mario no se arrepiente de entregarlo, no quiere recompensa solo justicia. Foto: Reforma

Me dio mucho dolor, mucha vergüenza, porque es de mi sangre y lo protegí unos días sin saber lo que estaba pasando. Me siento avergonzada, pero no arrepentida de haber hecho lo que hice, de haberlos denunciado

Irma confesó que llegaron a su casa el domingo 16 de febrero de 2020 como a las 16:00 horas. Su hermano, el padre de Mario, se suicidó hace 22 o 24 años, así que ella dejó de ver a Mario cuando tenía alrededor de tres o cuatro años. De hecho confesó que nadie de su familia había vuelto a ver a Mario. El sujeto se presentó con los tres niños y su esposa.

Le dijo a su tía: "Soy yo, su sobrino Mario", fue entonces cuando Irma recordó que era el hijo de su hermano fallecido. Fue entonces cuando le dijo: 'Hijo, soy tu tía Irma, ¿te acuerdas?. En ese momento se dieron un abrazo y Mario le presentó a sus hijos y su mujer. Mario le preguntó si tenía cuartos en renta y ella le dijo que se quedara con ella en la casa, pero contestó que querían estar solos para no causar problemas a la familia. 

Entonces Irma le preguntó si tenían dinero, al parecer no llevaban.

Yo tampoco tengo, pero aquí abajo pueden quedarse, voy a darme ese permiso, que no debo, porque es la casa de tus primos. Mientras tú trabajas y pueden conseguirse un cuarto barato

Los asesinos de Fátima. Foto: Debate

Reyes comentó que nadie de la familia sabía nada, y aunque se molestaron, ella lo hizo por los niños, ya que están chiquitos. La mujer los ayudó en lo que pudo, les proporcionó cobijas y cosas básicas. En los días que siguieron la mujer no tuvo contacto con ellos, hasta el miércoles, cuando vi en la televisión primero la fotografía de Giovana, sin embargo dudaba. Después de manera inmediata sacaron la de su sobrino y los reconoció. Fue, entonces cuando bajó y los encaró.

¿Ustedes fueron, verdad?

No lo negaron, rápidamente aceptaron que ellos eran los culpables. En eso Mario culpó a la mujer, y ella empezó a llorar y pidió la ayuda de la mujer. Irma les suplicó que se entregaran. Mario, le dijo a su tía que entre los dos la estrangularon con dos cinturontes. Les preguntó si cometieron el crimen por dinero o por venganza y ella dijo que por ninguna de las dos. Giovana confesó que conocía a la niña y a la mamá.

Él siempre me decía que quería un regalito, una niña para que fuera su novia y que si no se la llevaba, él iba a hacerlo con mis hijas. Él le hace a la mariguana. Por eso me fui por Fátima. Yo se la llevé

Después de que abusó sexualmente de la pequeña, ésta no dejaba de llorar, se asustaron y decidieron quitarle la vida. De inmediato Irma solicitó la ayuda de su hermana y su cuñado y les confesó que quería entregar a Mario y Giovana, que ellos eran los que secuestraron y privaron de la vida a Fátima.
Mario le reclamó a su tía el haberlos 'traicionado' sin embargo Irma no se arrepiente de nada, exige justicia.

¡Ya se acabó, hasta aquí llegó! Entonces ella se pone a llorar y él quiere irse, yo lo detengo de la cintura y le dije: ¡No, tú también tienes que pagar tu delito!' Y me dijo: ¿Por qué me hizo eso, tía?. ¿Y qué pasa con los niños? Giovanna ya no reaccionaba, había mucha gente. Se van y yo me bajo con los niños y les digo: 'Vénganse'. Los subí, les di de cenar y los acosté. No sé como a que horas llegaría su abuelita, mi ex cuñada, Cristina ... ignoro sus apellidos. Y hasta ahí terminó. Soy una mujer, he sido abusada. Tiene que haber justicia. Y no quiero lucrar con esto, yo no sé nada de si van a dar (había una recompensa de 2 millones de pesos para quien informara sobre la pareja) ... yo solo quiero que se haga justicia

 

TE RECOMENDAMOS