Logo En Pareja
Amigos que son un peligro para la relación.

Amigos que son un peligro para la relación.Foto: Unsplash

Vida

Tipos de amigos que son un peligro para las relaciones

Cuando se rebasan los límites de la confianza y respeto este tipo de amistades se convierten en veneno para la relación de pareja

Por: Nadxiely Chavez

Para que una relación de pareja sea saludable cada uno tiene que rodearse de las personas que desee, sin embargo hay algunos tipos de amigos que son un peligro para la relación de pareja.

Si bien es cierto que todos tienen derecho a tener a una persona especial aparte de la pareja, con quien compartir muchas de sus emociones y tiempo, cuando la confianza es excesiva y se empiezan a sentir con algunos derechos.

Amigos del sexo opuesto

Es obvio que a ningún hombre o mujer coherente le gustaría que su pareja tuviera un "mejor amigo" o esa persona con la que quiere pasar mucho tiempo. Esa función le corresponde a la pareja.

Son muchas las relaciones que llegan a su fin debido a ese amigo especial que ocasionó que la relación no fuera de dos.

Es importante que se establezcan algunos límites, ya que cuando la relación entre un hombre y una mujer es demasiado estrecha las posibilidades de que uno de los miembros se confunda o enamore son muy altas.

Las amistades con el sexo opuesto son peligrosas. Foto: Freepik

Amistades sociales

Con este tipo de convivencia se debe de tener mucho cuidado, ya que poco a poco se puede ir cruzando la delgada línea del respeto, privacidad e incluso intimidad.

De hecho hay algunos que pueden llegar a compartir todas las cosas que suceden dentro de la pareja que solamente les corresponden a los involucrados, situación que inevitablemente los lleva a involucrarse sentimentalmente.

Cuando esto sucede y se hablan de cosas más personales con la otra persona el que se siente apoyado, escuchado, valorado y aconsejado por la otra persona y crea que eso no pasa con la pareja, hará que entre ellos se forme un vínculo especial.

Amistades en línea

Las redes sociales se han convertido en un completo peligro para todas las relaciones de pareja, sobre todo porque al creer que no hay un contacto físico, no existe infidelidad como tal y suelen involucrarse sentimentalmente hablando sin darse cuenta que eso ya cuenta como traición para la otra persona.

Muchas personas se dan a la tarea de buscar a sus ex parejas por medio de las redes sociales y eso ya es un problema, ya que un simple saludo puede desencadenar muchas cosas y hacer que regresen sentimientos que habían estado guardados. 

Se debe de evitar tener algún tipo de comunicación con alguien que represente un obstáculo para la relación.

Para muchos el pasar mucho tiempo hablando con una persona que no es la pareja, compartir muchos de sus secretos, sueños, anhelos, metas, ilusiones e incluso tenerlo siempre en el pensamiento no significa una infidelidad como tal, cuando en realidad suele ser incluso más dolorosa que la física.

Los amigos en línea suelen ser una tentación. Foto: Pexels

Amistades laborales

En algunas ocasiones este tipo de amistades son la manzana de la discordia, ya que en los lugares de trabajo pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, como mínimo ocho horas diarias y nos relacionamos con todo tipo de personas, por eso es de suma importancia que se establezcan límites, sobre todo con las personas del sexo opuesto. 

Esta es la única manera de evitar que se generen malos entendidos que puedan traerle problemas a la relación.

Si bien es cierto que a veces resulta imposible que no se creen vínculos afectivos importantes con esas personas que se convive demasiado, siempre se debe de tener en cuenta los sentimientos de la pareja.

Ahora bien, de acuerdo a los expertos en relaciones de pareja, es saludable que ambas partes tengan amigos, ya sea de trabajo, de hace años, etc siempre y cuando se mantengan los límites.

Si se tiene la necesidad de confiar alguna situación íntima a un amigo, se puede hacer siempre y cuando se guarde cierta cautela y reconocer que solamente se está solicitando un consejo y opinión y no permitir que el amigo se sienta con derecho sobre su vida y sobre todo con esa relación.

Lo siguiente también será de tu interés: