Logo En Pareja
En la adultez, el niño que creció como el “príncipe azul” de mamá, será un hombre que difícilmente saldrá de la casa familiar Foto: Freepik

En la adultez, el niño que creció como el “príncipe azul” de mamá, será un hombre que difícilmente saldrá de la casa familiar Foto: Freepik

Vida

Un hijo varón es un príncipe azul para siempre, ¡pero cuidado!

Un hijo varón es un príncipe azul para siempre, sin embargo un niño pequeño no tiene por qué ser el superhéroe de la mamá, esa es una cuestión edípica 

Por: Laura Trejo

Muchas mamás caen en el grave error de desear convertir a su hijo en su protector, en su “enamorado”, en el príncipe azul que ellas no encontraron en su pareja y que por cierto no existe. Hay serias consecuencias para los varones que son educados por una mamá que les carga la responsabilidad de ser “el hombrecito de la casa.

Para empezar, un niño pequeño no tiene por qué ser el superhéroe de la mamá, esa es una cuestión edípica de la que Sigmund Freud ha hablado y que está fuertemente vinculada con el machismo que existe en la sociedad, en la cual los estereotipos de género afectan gravemente la infancia y la libertad de niños y niñas.

Es muy injusto que un niño no viva una infancia feliz sólo porque la madre tiene una carencia no atendida que quiere cubrir con la “protección” de su hijo, quien es el que debería sentirse protegido por una persona adulta y no al revés. 

Un hijo varón es un príncipe azul para siempre Foto: Freepik

Las mamás cometen este error también con sus hijas al querer tratarlas como “amigas” y contarles sus sufrimientos o problemas. Todo esto tiene que ver también con la ausencia del padre, ya sea física o afectiva, pues, aunque el padre duerma bajo el mismo techo, eso no es lo mismo que vivir en familia.

En esta carencia de amor de pareja, la madre recurre a los hijos e hijas para cubrir la necesidad de afecto, protección y escucha que su pareja no le da. En este caso te servirá nuestro artículo titulado por qué un hijo con mamitis necesita más amor que nunca.

La madre recurre a los hijos e hijas para cubrir la necesidad de afecto
Foto: Freepik

En la adultez, el niño que creció como el “príncipe azul” de mamá, será un hombre que difícilmente saldrá de la casa familiar o bien, tendrá muchos conflictos de pareja debido a su ciega lealtad hacia la madre, es mejor que crezca como un niño normal y feliz”. Si tu pareja es muy apegado a su madre, te serverá saber cómo quitarle a un hombre la mamitis.

Temas

  • crianza de los hijos
  • hijos
  • padres

Comentarios

TE RECOMENDAMOS