Logo En Pareja
Una mujer fuerte JAMÁS habla mal del padre de sus hijos

Una mujer fuerte JAMÁS habla mal del padre de sus hijosPexels

Vida

Una mujer fuerte JAMÁS habla mal del padre de sus hijos

Si el matrimonio no sale como esperabas, pero hay hijos de por medio, evita hablarle mal a tus hijos de su padre, recuerda que ofreces lo que hay en tu corazón y en tu alma, no los pongas en su contra. 

Por: María Encinas

Una mujer fuerte JAMÁS habla mal del padre de sus hijos(Pexels)

Una mujer fuerte JAMÁS habla mal del padre de sus hijos | Pexels

Así como hay hombres buenos, responsables y que saben ser excelentes compañeros de vida, también hay otros que no se sienten dispuestos a adquirir la responsabilidad de criar a un pequeño  o simplemente no está cómodo en la relación y decide irse, pero pese a eso, una mujer fuerte jamás habla mal del padre de sus hijos, al contrario, es valiente como madre soltera. 

Es muy común ver hogares en los cuales la figura paterna decidió no quedarse a formar una familia, por lo que la mamá es la que tiene que hacerse cargo de todo y redoblar esfuerzos para salir adelante, y aunque con muchas cosas en contra, una mujer fuerte jamás habla mal del padre de sus hijos, no intenta ponerlos a ellos en contra del hombre que les dio la vida. 

Una mujer inteligente sabe cómo manejar el asunto de la separación y los problemas que existen con su pareja, reconoce que la prioridad son sus hijos, y aunque esté demasiado molesta con el padre de ellos, nunca intentará envenenar su alma contra él, sin embargo, deja que las cosas se acomoden y busca el bienestar de todos, estar en paz y vivir en armonía. 

Leer también: Soy madre de un varón, no quiero que le teman por el hecho de ser hombre. 

MADRE E HIJA
Una mujer fuerte JAMÁS habla mal del padre de sus hijos. Foto: Instagram.

Cuando un matrimonio o relación en unión libre no funciona y hay hijos de por medio, la situación suele ser más complicada y dolorosa, pero cuando se tiene como prioridad a ellos, entonces tanto el padre, como la madre actúan con sensatez, sin intentar que los menores tomen partido por alguno de los dos y termine odiando al otro. 

Pues una madre fuerte, sabe que lo más importante es proteger a sus hijos, aunque su relación no haya funcionado, no se pone como objetivo manchar el nombre de la figura paterna, al contrario, educa a esos niños en amor, en respeto, en valores, tratándoles de explicar qué es lo que pasa y enseñándoles que los dos aunque ya no estén juntos, los aman por igual y eso jamás va a cambiar. 

Una mujer fuerte no busca restarle autoridad al padre de sus hijos solo porque quiere dejarlo en ridículo o hacer menos frente a ellos, pues sabe que la responsabilidad de educarlos es de los dos y que sus problemas quedan fuera de los menores, son punto y aparte, por lo que no tienen que afectar en la relación con ellos. 

La mujer que es fuerte, sabe que aunque le molesten muchas cosas del padre de sus hijos, no tiene por qué usarlos como chantaje para hacerlo pagar por sus errores o la infelicidad que le dio, ya que de hacerlo, lo único que logrará es que los pequeños se sientan parte del problema y no se encuentren cómodos con ninguno de los dos. 

Leer también: Conoce a mi padre y verás por qué espero tanto de un hombre. 

Además, una mujer fuerte e inteligente, sabe que sus hijos se dan cuenta de las cosas por más pequeños que estén, se fijan en las acciones y cada uno forma su propio criterio y juicio, por lo que no hay necesidad de sembrar odio por su padre, si él actúa mal, ellos mismos se lo reprocharán en el futuro, le reclamarán lo que hizo y lo que no. 

Reconoce que ella como madre no es perfecta, pero si el padre aunque no supo ser buen esposo, sí se hace responsable de sus hijos, entonces entenderá que lo mejor para todos es llevar una buena convivencia, pues a ellos les gustará verlos en paz, sin peleas, solo que se toleren y no busquen estarse reclamando cada que se encuentran. 

Si el padre no se hace responsable de los hijos, no está presente en su vida como una verdadera figura de amor y apoyo, entonces no es necesario que tú les hables mal de él, ellos mismos estarán creando el propio concepto del hombre que los procreó, te admirarán más a ti, te tendrán en el lugar que te mereces por dar todo por ellos, la vida acomoda las cosas. 

Visita el canal de YouTube de EN PAREJA dando CLICK AQUÍ.