Logo En Pareja
Foto: Freepik

Foto: Freepik

Vida

Vinculo entre sobrinos y tías, más fuerte que con las mamás

Son divertidas y encuentran en ellas amistad, protección y apoyo

Por: Laura Trejo

Nuestra infancia no sería la misma sin esa tía cool, sí, aquella con la que mamá nos dejaba cuando tenía que atender compromisos importantes. Como olvidar esas tardes o noches de películas y palomitas, así como esos regalos tan especiales en nuestro cumpleaños; tampoco fue todo miel sobre hojuelas seguro ella te dio ese regaño que necesitabas muy a tiempo.

Bueno, pues lo mismo pasa con tus hijos; pues de acuerdo con Olga Maria Renville, maestra en Terapia Familiar en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), los niños tienen mayor vínculo afectivo con las tías que con sus madres.

La también maestra en Psicología Clínica en la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) deja claro que las tías son muy importantes en el proceso de crianza de un hijo. De acuerdo con la especialista los hijos encuentran refugio en las tías ante la actitud autoritaria y severa que sus madres deben mostrar permanentemente.

Son divertidas y no representan esa fuerte figura de autoridad  Foto: Pixabay

De acuerdo con Renville, esto se debe a que ellas representan justamente la oportunidad de pasarla bien y de tener momentos ajenos a las reglas de casa, “Ellas (las tías) son más divertidas, llevan a los sobrinos a pasear y complacen los caprichos de sus sobrinos".

Actualmente es muy común que la generación conocida como millennial haya encontrado en los sobrinos una alternativa a la paternidad o maternidad; es decir, sus sobrinos les dan la oportunidad de vivir, quizá muy superficialmente la experiencia de tener hijos sin asumir todos los compromisos reales que eso implica.

Es decir, pueden llevarlos con ellos al cine, al parque a sus casas, pero finalmente, los devolverán en algún momento. No hay responsabilidad real.

Justamente por todas estas razones, tías o tíos se convierte en esa combinación exacta de mejores amigos y autoridad que a veces son vitales para ayudar a los niños en procesos de crisis. 

Un ejemplo, si tienen un problema en la escuela y no quieren ser “regañados” por mamá o papá seguramente recurrirán a sus tíos, a quienes les tienen mucha confianza y representan una figura de autoridad en el mundo de los adultos.

Piénsalo, cuantas veces no recurriste a tu tía preferida para que fuera a librarte de ese reporte por mala conducta en el colegio; seguramente en la adolescencia le contaste lo mal que te sentías por tu primer “fracaso” amoroso y hoy seguramente sigue siendo tu confidente.

Si eres mamá y te has sentido recelosa del vínculo entre la tía (o tío) y tu hijo o bien, crees que pone en peligro tu figura de autoridad, cambia está visión y más bien conviértelo en tu aliado. Su ayuda será muy valiosa para entender por lo que está pasando tu hijo en momentos difíciles y muy seguramente a largo plazo agradecerás su presencia en tu familia.

La también especialista en temas de familia, Martha Debayle, también sustenta esta teoría, pues asegura que se convierten en una segunda madre para los niños debido que representan la mezcla perfecta entre amistad, protección y apoyo.

Temas

  • familia
  • padres

Comentarios

TE RECOMENDAMOS