Logo En Pareja
Niños.

Niños.Foto: Visual Hunt

Vida

Emociones que tienen los niños ante el nuevo amor de su madre

Son muchos los sentimientos que experimentan los hijos cuando el padrastro se integra a su familia

Por: Nadxiely Chavez

Rehacer la vida después de un divorcio o separación es el derecho de todas las personas. Por tal motivo buscar el amor después de alguna de ellas suele ser el deseo de muchas mujeres. Cuando se tiene hijos se deben de tener en cuenta algunas cosas, ya que a los niños les suele resultar confuso que el novio de mamá se integre de lleno a su vida diaria.

Para algunas mujeres suele resultar todo un reto hacer que su nuevo amor se lleve bien con sus hijos o en su defecto sean estos lo que no se hagan a la idea que su madre comparta su cariño con alguien que no es su papá. Por lo tanto se deben de tomar en cuenta algunas cosas.

CONFUSIÓN DE SENTIMIENTOS

Es normal que los niños sientan celos y en algunos casos desprecio por el nuevo integrante de la familia, ya que pensará que toda la atención y amor que tenían ahora serán para otra persona. En caso de que la madre y el padre biológico tengan una buena relación después del divorcio a los niños les será más fácil aceptar que ellos necesitan rehacer sus vidas, de lo contrario el proceso les será más complicado. En algunas ocasiones los hijos suelen actuar en contra del padrastro actuando de manera agresiva.

Confusión. Foto: Visual Hunt

CONFUSIÓN ENTRE LAS REGLAS Y LA AUTORIDAD

En todos los hogares hay reglas y normas que se deben de seguir para tener una buena convivencia y vivir en armonía. Cuando los niños vivan con su padrastro no sabrán cómo actuar, qué hacer o cómo comportarse ante la nueva autoridad. Aparte si su padre biológico cree que todavía tiene autoridad en sus hijos aunque no viva con ellos, la confusión de los niños será mayor.

Lo recomendable es establecer las reglas en pareja antes de vivir juntos y hacérselas ver a los niños para que no haya conflictos en un futuro.

REALIZAN COMPARACIONES ENTRE EL PADRE Y EL PADRASTRO

Es normal que los niños empiecen a comparar el comportamiento y las acciones que realizaba el padre biológico, lo cual puede llegar a resultar desagradable para el nuevo integrante de la familia, pues en algunos casos tratará de complacer a los hijos para vivir en armonía sin lograrlo. 

Aceptar las reglas. Foto: Pexels

SE FORMAN UNA IDEA DEL MATRIMONIO

Los padres representan para los hijos el mejor ejemplo a seguir,por lo tanto todo lo que hagan o dejen de hacer será absorbido por los niños. Que ellos tengan una idea hermosa del matrimonio dependerá de lo que vean en su casa, por lo tanto siempre se debe de buscar una buena comunicación, respeto y armonía en la familia.

Una idea del matrimonio. Foto: Pixabay

DEPRESIÓN Y FALTA DE AMOR PROPIO

La mayoría de los niños que sufren del divorcio de sus padres, piensan que ellos tienen la culpa, generando falta de amor propio. En caso de que los niños no sean guiados, apoyados u orientados por los padres o algún experto, estarán más propensos en caer en depresión, por lo que la convivencia con el padrastro los hará sufrir.

ACEPTACIÓN Y RESIGNACIÓN

No hay nada que el tiempo no solucione, por lo tanto esto hará que la convivencia y aceptar las reglas y estilos de vida del padrastro sea mejor. Los hijos podrán aceptar la realidad, respetar las reglas y sobre todo podrán cambiar de actitud.

Buscar la armonía. Foto: Freepik

Integrar a un nuevo integrante es un proceso largo, por lo tanto debes de darle a los niños su tiempo para que puedan adaptarse y sobre todo aceptar su nueva situación.

Lo siguiente también será de tu interés:

Temas

Comentarios